Carrió puso a Ríos entre los K y la pared

A punto de lanzar su nueva agrupación, la chaqueña quiere saldar las diferencias con su ex aliada, la gobernadora de Tierra del Fuego. Le exigió que cambie el nombre de su partido, que ahora se fusionará con la Coalición Cívica.
A una semana de convertir a la Coalición Cívica en un partido, el ARI nacional le dio un ultimátum a la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, para que le cambie el nombre a su fuerza política. Desde el entorno de la dirigente de la CC Elisa Carrió aseguraron que ese pedido tiene como objetivo "saldar las diferencias" que comenzaron un año atrás con los diputados y senadores fueguinos. "Esta modificación es necesaria para que ellos no nos involucren a nosotros y nosotros no los involucremos a ellos en nuestro nuevo partido", dijo el secretario del ARI, Carlos López Iglesias.

A pesar de que no dudó en salir a reafirmar su pertenencia al partido que fundó Carrió cada vez que sus legisladores votaron a favor de un proyecto kirchnerista, Ríos nunca quiso integrar la Coalición que conformó su amiga Lilita en 2007. Sin embargo, ahora, la mandataria provincial no tendrá más opción que formar parte del nuevo partido "CC-ARI", que se lanzará el próximo 2 de octubre, o buscar un nuevo nombre para el ARI provincial y despegarse definitivamente de Carrió.

Expulsión?

"Es probable que la quieran expulsar", señaló un colaborador de Ríos a Crítica de la Argentina. López Iglesias dio una explicación más diplomática: "Le dijimos que ellos se quedaran con el partido, pero que le cambiaran el nombre, así lo podemos usar tranquilos y ella no queda atada a nosotros".

Para el diputado fueguino Leonardo Gorbacz, "el ARI nacional simplemente está profundizando un camino, con el que Tierra del Fuego no tenía acuerdo".

A fines de 2008, Carrió solicitó la expulsión de los diputados Gorbacz y Nélida Belous, y los senadores José Martínez y María Rosa Díaz, por haber facilitado o votado el blanqueo de capitales y la expropiación de Aerolíneas Argentinas. En ese momento, la relación entre el ARI de Tierra del Fuego y la conducción nacional ya estaba quebrada. "Hace mucho que no hay coincidencias en cuanto a los principios y las políticas", explicó la diputada de la CC Elsa Quiroz.

Los tiempos de los seguidores de Carrió se aceleraron con la aparición del proyecto de ley –impulsado por Ríos– que prevé aplicar impuestos internos a los productos electrónicos fabricados fuera de Tierra del Fuego.

Desde el ARI nacional descartaron intervenir el partido en ese distrito y aseguraron que, por el momento, tampoco van a conformar la CC-ARI en ese territorio. "Les dimos tiempo para que vayan resolviendo la situación. Ahora estamos a la espera de que concreten el cambio", apuntó López Iglesias. Aunque los referentes del ARI afirman que la relación entre Carrió y Ríos es de mutuo respeto, admiten que hace mucho que no se reúnen y que ni siquiera se comunican por teléfono. "Lilita sabe que Fabiana está muy presionada por el gobierno nacional, pero ya es hora de que se decida", expresó una fuente cercana a la chaqueña.

Comentá la nota