Carrió: "Hay plata para un mafioso como Grondona y no para los pobres"

Carrió: "Hay plata para un mafioso como Grondona y no para los pobres"
El resto del arco opositor también cuestionó el discurso de la Presidenta.
Seria y con un discurso pausado que incluyó lágrimas, Elisa Carrió respondió con términos durísimos a los anuncios de Cristina Fernández. Llamó a Néstor Kirchner "presidente de facto", acusó al Gobierno de "ser el más conservador, autoritario, reaccionario y humillante de la historia de la Nación" y cuestionó los argumentos en contra de la asignación universal por hijo.

"Si la Presidenta tiene recursos para darle dinero a un mafioso como (Julio) Grondona y para subsidiar a empresas poderosas, ¿por qué no tiene recursos para los pobres en la Argentina?", se preguntó, hizo un silencio y volvió a la carga: "Los regímenes autoritarios y fascistas al estilo de (Hugo) Chávez no sacan a los pobres de la pobreza sino que los mantienen como prebenda". Y volvió sobre el titular de la AFA, que acaba de firmar un convenio con el Gobierno para que el Estado costee la transmisión del fútbol. "Es un mafioso nombrado por el almirante Massera", en alusión al integrante de la junta que dio el golpe militar de 1976.

Fortalecida por las críticas a la ronda de diálogo en la Casa Rosada, al que ella se negó, Carrió reapareció en el Congreso dispuesta a recuperar iniciativa. "Estoy estresada y me pone mal la pobreza", dijo con la voz quebrada. Junto a la diputada Elisa Carca, recordó que ambas impulsaron el ingreso ciudadano a la niñez ya en 1996. Y el economista Alfonso Prat Gay aseguró que el dinero para implementar la iniciativa (25.000 millones de pesos anuales) podría solventarse con las asignaciones familiares existentes, las deduccciones del impuesto a las ganancias por hijo y los planes sociales, sumado a unos 7.000 millones de un tributo a la renta financiera. "Sucede que el matrimonio presidencial sería un gran pagador de ese impuesto por la gran cantidad de dinero que tiene depositado", ironizó el ex titular del Banco Central.

Adrián Pérez, jefe de bloque de la Coalición, refutó otro segmento del siscurso de Cristina. "La Presidenta se quejó de quienes piden el listado de los pobres y no el de los ricos. Los nuevos ricos son el matrimonio presidencial, Rudy Ulloa, Lázaro Báez, Cristóbal López. El poder y ls amigos del poder".

Radicales y socialistas, que apoyan el proyecto de asignación universal, se sumaron a las críticas a la Presidenta. "El plan sólo servirá para generar empleo público precarizado", dijo el diputado Roy Cortina, jefe del PS porteño. "La pobreza es causada por la desinversión en los sectores que permiten generar riqueza y así combatir la desigualdad", sostuvo Oscar Aguad, jefe de la bancada radical.Por su lado, Claudio Lozano, diputado de Proyecto Sur y autor de un proyecto para universalizar las asignaciones familiares, afirmó que Cristina "ratificó una política que reproduce el clientelismo".

En tanto que el diputado del PJ disidente, Francisco de Narváez dijo que "el Gobierno hace algún anuncio espectacular a diario y al poco tiempo los argentinos se sienten otra vez defraudados". A diferencia de la idea de las asignaciones familiares, el empresario elaboró un proyecto focalizado para "las familias en situación de pobreza e indigencia" que es respaldado por sus socios macristas.

Desde la Coalición Cívica "recordaron" que en la campaña electoral De Narváez propuso una asignación universal. Otro peronista anti K, Jorge Sarghini, se manifestó a favor de "terminar con la ayuda discrecional".

También cuestionó a Cristina su ex aliado, Humberto Tumini, líder de Libres del Sur y cercano a Martín Sabbatella. "Si va a través de los intendentes del conurbano, como dijo la Presidenta. el plan de empleo no llegará a los pobres".

Comentá la nota