Carrió pidió el juicio político del jefe de Gabinete por el Triple Crimen

ºLo vinculó con Lanatta y afirmó que evitó controlar el tráfico de efedrina.
La Coalición Cívica presentó, en menos de dos semanas, un segundo pedido de juicio político contra el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. El primero fue por el caso de los aeronavegantes y esta vez por supuestamente "avalar por acción u omisión el crimen" y por cercenar las funciones de la secretaría de Lucha contra el Narcotráfico y del Registro Nacional de Armas (RENAR), entre otros argumentos.

El pedido se basa en un "Informe preliminar sobre las vinculaciones políticas del crimen en el Shopping Unicenter, el Triple Crimen y el financiamiento de la campaña de Cristina Kirchner y Julio Cobos en el 2007".

"El crimen de Forza, Ferrón y Bina (ver páginas 84 y 85) presenta el mismo modus-operandi, que el ocultamiento en un freezer, denunciado por la esposa de Cacho Rey que involucra a militantes quilmeños de la Agrupación Arturo Jauretche liderada por Fernández", afirma. Se refiere al supuesto ocultamiento del cuerpo de un boliviano indocumentado atropellado por el ex intendente de Quilmes y ex hombre de confianza de Fernández, Sergio Villordo, en el 2003.

El informe lleva la firma de Carrió, los legisladores provinciales Walter Martello, Maricel Etchecoin Moro, Liliana Piani, Daniel Expósito y Sebastián Cinquerrui, el diputado porteño Fernando Sanchez y el diputado nacional Juan Carlos Morán. Como respuesta al informe, Fernández querelló ayer por calumnias e injurias a Sanchez y a Cinquerrui y volvió a negar conocer a Martín Lanatta, el principal sospechoso del Triple Crimen tal como ayer adelantó Clarín. Y para intentar avalar sus dichos presentó un email que dice le mandó Lanatta en octubre para decirle que "no lo conocía" y pedirle que el Renar le autorice a portar armas.

El informe de la Coalición Cívica sostiene que "Andrés y José Meiszner (titular del RENAR y ex presidente de Quilmes, respectivamente), Giancristóforo, Mallo, Osvaldo "Dedo" Becerra (líder de la barrabrava cervecera), Villordo y Lanatta, además tendrían en común un pasado militante dentro del PJ quilmeño a las órdenes de Fernández". Para curarse de salud, el intendente de Quilmes, Barba Gutiérrez salió a aclarar que Lanatta "no está afiliado al PJ de Quilmes", aunque fuentes judiciales y peronistas lo presentan como un militante que se dedicaba a pintadas y trabajos menores.

Gracias a esos vínculos políticos, "Lanatta llegó a desempeñarse eficazmente como gestor informal ante el RENAR", donde Forza, "habría obtenido en tiempo record y sin contar con los debidos requisitos, su autorización para la portación de armas".

El informe también dice: "Lanatta, Becerra y otros participaron del ataque a militantes del sector del PJ que responde al ex diputado Camaño, en plena disputa por el control partidario de ese distrito durante el 2005". Además, "Alejandro Giancristóforo, hijo de Cacho Rey, y también militante es hoy secretario de Andrés Meiszner". Voceros de Fernández puntualizaron que Giancristóforo fue echado "hace dos años" del RENAR. Por parte, parte denuncia que "Fernandez presionó por nota al Congreso de la Nación en oportunidad del tratamiento del Proyecto de Ley que penaliza el desvío de precursores químicos (entre ellos la efedrina) para desalentar el tratamiento de la norma".

Comentá la nota