Carrió pide que se prohíba la salida de Jaime del país

La lista incluye a Moreno y a De Vido. La oposición pide más renuncias.
La oposición parece dispuesta a no cederle ni un segundo de paz al kirchnerismo. El Gobierno mueve una pieza y, al instante, recibe duros cuestionamientos de sus principales referentes. Pero no todo se circunscribe a las críticas. Ayer se sumó una movida judicial que dio la sensación de haber sido organizada en tándem. La UCR pidió que Ricardo Jaime y Guillermo Moreno sean citados por la Justicia para ser indagados por varias causas y poco después la Coalición Cívica de Elisa Carrió anunció que este mediodía acudirá a los tribunales de Comodoro Py para solicitar que se les prohiba la salida del país.

Mauricio Macri tomó distancia de las denuncias, pero no se privó de las críticas. "Más allá del cambio de nombres, el Gobierno debe demostrar un cambio de actitud. Tiene que demostrar que entendieron el mensaje de las urnas. Hasta ahora no lo han hecho", dijo a Clarín.

El jefe de Gobierno porteño, que después de la derrota de Néstor Kirchner en la provincia dejó trascender que ahora sí estaría dispuesto a ser candidato presidencial, prefirió golpear al matrimonio presidencial antes que concentrarse en Moreno y Jaime: "Sea quien sea, no es una cuestión de nombres: ellos hacen lo que el matrimonio dispone".

Desde hace varios años, en la Coalición Cívica creen que el eje del mal kirchnerista lo interpretan Jaime, Moreno y De Vido. El diputado Adrián Pérez contó a este diario que habló con Carrió y que se pusieron de acuerdo en que los hechos en los que están implicados (denunciados justamente por la fundadora del ARI) "son lo suficientemente graves como para que puedan salir sin problemas del país".

El diputado presentará ante el juez Julián Ercolini, que instruye en la causa por asociación ilícita contra funcionarios del Gobierno, un pedido para que "no los deje salir libremente de la Argentina".

El más benévolo a la hora de referirse al cambio de Gabinete que podría profundizar Cristina Kirchner ¿que arrancó con la salida de Graciela Ocaña el lunes y continuó con la renuncia de Jaime¿ fue el diputado electo de Proyecto Sur, Pino Solanas. "Es bienvenido", señaló.

En su argumentación, el cineasta dijo que avala "toda iniciativa que intente cambiar el rumbo en un sentido positivo. Lo va a agradecer toda la ciudadanía que quiere transparencia y una política de transporte que termine con la verdadera tragedia del automotor en la Argentina provocada por las políticas neoliberales que destruyeron los ferrocarriles y que causan más de 8 mil muertos por año".

La UCR lamentó que los cambios comiencen a darse después del revés que el kirchnerismo recibió en las urnas. "Esperaron a ser derrotados para sacarlos. La salida de Jaime y la inminente dimisión de Moreno es algo que venimos esperando desde hace mucho tiempo", afirmó Gerardo Morales, el presidente del partido.

El senador jujeño, socio de Carrió desde fines del año pasado, también pidió la intervención de la Justicia para que se investigue a los funcionarios. "Es momento de que los jueces, ahora que van a ser ciudadanos comunes, los convoquen para que rindan cuentas de los desmanes que hicieron en seis años de Gobierno", sostuvo.

"Son los emblemas de la decadencia K", los describió Carlos Raimundi, que integra el bloque Solidaridad e Igualdad en el Congreso. A pesar de los cambios de apellidos en el Gabinete, el ex diputado del ARI cree que "el Gobierno no ha tomado debida nota de su caída electoral".

Comentá la nota