Carrió y Morales: "Hay expectativa de cambio"

El titular de la UCR nacional y la lider de la Coalición Cívica, Gerardo Morales y Elisa Carrió, afirmaron ayer que "hay expectativa de cambio en todo el país" y dieron un fuerte espaldarazo a la campaña de los candidatos del FrePam, con el eje puesto en el discurso de que son la única alternativa al kirchnerismo en La Pampa.
Carrió y Morales estuvieron ayer en Santa Rosa y en General Pico, dentro de la estrategia del Frepam de nacionalizar la campaña. "Nosotros los podemos mostrar. No sé si Verna se atreverá a traer a Kirchner, a Cristina, a Delía, a Moyano", punzó el candidato a senador Juan Carlos Marino. Los autoconvocados del campo estuvieron presentes en las actividades proselitistas de los dirigentes nacionales.

En Santa Rosa, Carrió y Morales brindaron una conferencia de prensa en el Comité Provincia de la UCR, acompañados por Marino, el candidato a diputado nacional Ulises Forte (vicepresidente de Federación Agraria), las postulantes Josefina Díaz y Griselda Comerio, dirigentes del socialismo y del MID y el intendente Francisco Torroba.

Al mediodía caminaron por el centro de la ciudad, después almorzaron y se fueron a Pico. Morales y Carrió fustigaron al kirchnerismo y mostraron posiciones cercanas a las entidades ruralistas.

Además, afirmaron que la única alternativa al kirchnerismo en la provincia es el FrePam. "En algunos lugares del país puede haber PJ1 o PJ2, pero después se juntan. Hay dos fuerzas políticas en todo el territorio", minimizó Carrió las divisiones en el peronismo. También dijeron que el candidato a senador del PJ, Carlos Verna, no es opositor aunque haya criticado al secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

Por otro lado, Carrió dijo que "estoy contenta de estar donde estoy, esta es la salida para el país", relativizó las críticas internas por su alianza con la UCR ("somos un buen matrimonio electoral, no es algo por conveniencia") y consideró un buen gesto que la dirigencia local de su partido no haya presentado candidatos, a pesar de que no los consultaron a nivel nacional para tomar la decisión de aliarse. "Ahora vamos por el poder", argengó.

Morales también inscribió la elección del 28 de junio "como el primer paso para ponerle límite a la prepotencia" y acceder al Gobierno nacional en 2011.

Los representantes del Acuerdo Cívico y Social se posicionaron en sintonía con los reclamos del sector agropecuario. Dijeron que eliminarían las retenciones en algunos productos porque "la producción está quebrada" y en la soja las segmentarían. "Cuando el campo está triste, los pueblos lloran", remarcó Carrió. "El Gobierno los juntó a todos, pero destruyó a los pequeños productores. Es una vergüenza que el año que viene vamos a importar trigo", adhirió Morales.

En otro tramo de la charla, Morales y Carrió cargaron conta las denomindas candidaturas testimoniales del kirchnerismo porque "son truchas" y adelantaron que apelarán en la Justicia porque "no podemos aceptar esta situación".

Trataron de contrarrestar las declaraciones de Kirchner respecto a que si pierde el oficialismo viene el caos. "No será un salto al vació. Vamos a aportar mesura y tranquilidad ante los desequilibrios emocionales de este Gobierno. Va a haber caos si Kirchner tiene más poder", dijo el presidente de la UCR.

Carrió también se manifestó en desacuerdo con la Ley de Radiodifusión que impulsa el Gobierno nacional. "Tiene que darse en un marco de libertad de expresión. No para que los amigos de Kirchner se queden con los medios", disparó.

Los candidatos provinciales metieron algunos bocadillos locales. Fortes le pegó a la ministra Cristina Regazzoli, que va por la diputación, porque "tiene que hacer campaña porque no le quedó más remedio, su gestión no es presentable".

Marino aseguró que en las giras por el interior provincial se sorprenden "para bien". "Vamos atrás, pero ya le vemos el número de la patente a Verna", disparó. Finalmente, insistió en inscribir la salida del diputado nacional Daniel Kroneberger de las listas como "un gran gesto" para evitar la interna del radicalismo. "Nadie bajó a nadie. Es el cimiento para ganar la elección", dijo.

Los dirigentes nacionales expresaron, en otro tramo de su conferencia, que "es una operación fascista" del Gobierno haber involucrado a Francisco De Narváez, candidato del peronismo disidente, en la investigación penal por el tráfico de efedrina.

Comentá la nota