Carrió y Morales dieron apoyo a sus candidatos y abogados.

La líder del ARI y el titular de la UCR visitaron ayer la provincia para expresar su respaldo a los candidatos locales del Acuerdo Cívico y Social.

No recorrieron los barrios ni realizaron un gran acto de la militancia. En cambio, compartieron sendas reuniones con los referentes del Colegio de Abogados y con la Federación Económica de Tucumán, al tiempo que eligieron el claustro universitario (la facultad de Derecho de la UNT), para presentar en sociedad a sus candidatos locales.

La visita que realizaron ayer a nuestra provincia la titular del Ari, Elisa Carrió, y del líder de la UCR, Gerardo Morales, dejó en claro que el espacio que conducen busca posicionarse como la antítesis del populismo, más cerca de las instituciones intermedias y con un discurso que apunta a las clases media y alta. Los referentes nacionales llegaron para respaldar a los candidatos de la Coalición Cívica y Social, que en Tucumán comparten la UCR, la Coalición Cívica, el Socialismo, la Democracia Cristiana, el MID y un sector del campo. En la provincia, el frente llevará como postulantes a los comicios de junio al legislador José Cano, al frente de la lista a senadores, y al ruralista Juan Casañas, como diputado en primer término.

Uno de los mensajes más firmes que dejaron Carrió y Morales en su paso por Tucumán fue el respaldo al Colegio de Abogados de Tucumán en su pelea con el Gobierno de José Alperovich por la integración del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) como órgano para la selección de jueces.

En ese contexto, la líder del ARI advirtió que la norma constitucional que dejaba en manos del Ejecutivo la conformación del CAM y que fue frenada por la Justicia "es un disparate y una aberración jurídica". Además, "Lilita" advirtió que "la única forma de garantizar que haya justicia para los tucumanos es con un Poder Judicial independiente". En este sentido, la dirigente opositora apuntó sus dardos contra la gestión de Alperovich asegurando que "a veces la gente aplaude porque hay un Gobernador popular, pero después llora porque no tiene justicia".

"Lobo disfrazado de abuelita"

Fiel a su estilo frotal e irónico, Carrió arremetió contra Néstor Kirchner. "Es como el lobo feroz del cuento de Caperucita, que ahora se disfrazó de abuelita, aunque todos sabemos quién es y lo que hará cuando aparezca Caperucita, es decir el pueblo", disparó, en alusión al titular del PJ.

Según consideró Carrió "hay dos fuerzas nacionales en competencia: una es el Acuerdo Cívico y Social que trata de llevar a la Argentina a la Republica, a la ética, al desarrollo económico y la igualdad social; y otro es el modelo del PJ encarnado por Kirchner".

Matrimonios gobernantes

A su turno, Morales comparó al matrimonio de Néstor y Cristina Kirchner con el de José y Beatriz Alperovich. "Ustedes en Tucumán también tienen lo suyo, con su propio matrimonio gobernante, que hace lo mismo que el matrimonio Kirchner", ironizó. Sobre el mismo punto, agregó que "desde la Nación baja una lógica autoritaria, concentradora, confrontadora y debilitadora de las instituciones que también se presenta en los gobiernos provinciales. Esta acumulación de poder no es buena para la democracia", sentenció. A la hora de justificar su apreciación, el senador radical recordó que "lo que está pasando en Tucumán con la Justicia, también está sucediendo a nivel nacional, donde la modificación de la ley del CAM le permitió al Gobierno alterar a su gusto el sistema de selección y remoción de jueces. En Tucumán se está replicando este mismo modelo, ahora también con las candidaturas testimoniales, como la de Alperovich", agregó.

Finalmente, vaticinó que en junio "el oficialismo va a perder la mayoría en el Congreso. Esa será una saludable noticia, porque la idea de la Constitución no es que la Presidenta controle al Congreso, como ella cree, sino al revés, que el Parlamento controle al PEN, que es el que maneja la plata de todos", dijo.

Comentá la nota