Carrió es una mentirosa, golpista y pitonisa al servicio de la embajada de Estados Unidos

La embajada norteamericana ha puesto a todos sus títeres en acción virulenta contra la democracia y la libertad de los argentinos. Por un lado, la doctora Elisa Carrió -hoy delegada en la Argentina de la Banca JP Morgan- plantea la necesidad de que, ante la crisis económica internacional, Argentina se endeude nuevamente con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y con el Banco Mundial (BM).

Por otro lado, Carrió lanza feroces agravios carentes de fundamentos con la clara intencionalidad de mellar la credibilidad de las instituciones; convoca al golpe de Estado y proclama a Néstor Kirchner “dictador”.

A Carrió -ex fiscal de la dictadura militar en la provincia del Chaco- le recordamos que todavía estamos esperando las famosas cajas que iban a develar el misterio de la corrupción en la Argentina de Menem y de Duhalde, y que iban a generar el “parto” de un nuevo país.

Mentirosa, mitómana, golpista, pitonisa, son algunas de las calificaciones que se merece esta lacaya de la embajada norteamericana en Buenos Aires, que hoy plantea la unidad política con Mauricio Macri, transformándose en una verdadera estafa hacia todos aquellos que alguna vez creyeron en ella.

(*) Presidente de la Federación Tierra y Vivienda (FTV); secretario general de la Central de Movimientos Populares (CMP).

Comentá la nota