Carrió no logró un acuerdo con Macri y decidió pelear en 2011

Evitó enfrentar a Michetti y no encabezará la lista; se mostrará como "única opositora"
"La elección la gana el que saca más diputados en todo el país. Y tenemos que ser nosotros", explicó Elisa Carrió a dirigentes de su confianza para aclarar su decisión. En la noche de anteayer había decidido no encabezar la lista de postulantes a diputados nacionales por la Capital, y dejar en esa posición a su candidato original: el economista Alfonso Prat-Gay.

Atrás habían quedado gestiones reservadas para acercarse y consensuar una lista común con la vicejefa del gabinete porteño, Gabriela Michetti, a quien Carrió no quería enfrentar en un combate cuerpo a cuerpo con el kirchnerismo como espectador de lujo.

Ahora que todo terminó, y no de la mejor manera, de uno y otro lado confirman que los contactos existieron. "Hubo emisarios para acercar posiciones. Se quería alcanzar un acuerdo, y la expectativa de máxima era confluir en una lista única", afirmaron a LA NACION desde las oficinas de la Coalición Cívica en la Cámara de Diputados.

A las gestiones reservadas les siguieron las apelaciones públicas de Carrió a la "dignidad" de Michetti, a las que siguieron duras críticas del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, quien la cuestionó por "inmiscuirse" en la interna partidaria.

Cuando Michetti regresó de sus vacaciones, no le quedó otra alternativa que rechazar la invitación de Carrió y proclamar a los cuatro vientos su "fidelidad" al jefe de gobierno.

Así las cosas, Carrió decidió dejar de ser "candidata en disponibilidad", y aunque no cerró la puerta para integrar la lista en el segundo o tercer lugar, delegará el protagonismo en Prat-Gay y otros postulantes porteños.

El propio Prat-Gay confirmó a LA NACION de manera general que los contactos existieron, pero que debió "abortarse esa posibilidad" (de lo que se informa por separado).

Maratón proselitista

Reunida con la mesa nacional de la CC, Carrió consensuó ayer que, al igual que en 2003 y 2007, recorrerá el país en apoyo a sus candidatos. "Va a recorrer el conurbano y el resto del país. Estará en todos lados, incluida la Capital", reconoció uno de los asistentes a la reunión.

A pesar de algunas resistencias internas a su decisión de no ser la primera candidata a diputada en el distrito en el que mejores resultados obtuvo, hubo consenso en apoyar la postura de Carrió. "Vos le ganás a Michetti", le dijo un dirigente que intentó, en vano, que reviera su postura. También desde la UCR porteña surgieron dudas sobre la factibilidad de un triunfo con Prat-Gay como primer postulante.

"Mantenemos el criterio de favorecer nuevos dirigentes y la necesidad de que Carrió trabaje en dimensión nacional y no sólo en un distrito", afirmó a LA NACION el ex jefe de gobierno Enrique Olivera, miembro de la conducción de la coalición. Otros cinco dirigentes que participaron de la reunión mantuvieron un sugestivo silencio. Carrió buscará presentarse como principal opositora nacional, dado que tanto Michetti como Francisco de Narváez, casi seguro postulante de Pro en Buenos Aires, tienen liderazgos locales.

Los diputados Silvana Giudici (UCR) y Fernando Sánchez (CC), más el empresario Santiago del Sel suenan como integrantes de la lista de legisladores porteños de la CC.

Comentá la nota