Carrió: "El kirchnerismo perderá por paliza en 2009"

Liita cenó con Giustiniani y un numeroso grupo de dirigentes radicales, con Gerardo Morales y Ricardo Alfonsín a la cabeza.
La titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, pronosticó anoche que los candidatos kirchneristas "van a perder por paliza" las próximas elecciones, momentos antes de compartir una cena con los titulares del radicalismo, Gerardo Morales, y del socialismo, Rubén Giustiniani.

El encuentro, realizado en el Centro Lalín, fue convocado por el grupo Progreso y se transformó en un nuevo acercamiento para avanzar en el armado de una alternativa conjunta para las elecciones legislativas de 2009.

"Está todo bárbaro", expresó Carrió cuando se le preguntó sobre la marcha de las conversaciones en la oposición y antes de sentarse en la mesa junto a los radicales Ricardo Alfonsín, Juan Manuel Casella, Horacio Jaunarena, Carrió y José Bielecki, titular de grupo Progreso. Giustiniani demoró su llegada por participar en un programa de TV.

"Iniciamos conversaciones desde la posibilidad de construir una alternativa desde el progresismo y el respeto a las instituciones de cara al 2009 y 2011, con el objetivo importante de reemplazar a este gobierno", detalló el hijo del ex presidente Raúl Alfonsín.

A la vez, el radical marcó límites: "conversamos con la Coalición Cívica y el PS pero no con los justicialistas".

Por lo demás, la titular de la Coalición rechazó la posibilidad de entablar un diálogo con el gobierno por políticas de Estado.

"Son una banda de ladrones que se están llevando el dinero para hacer obra pública e intentar ganar las elecciones, pero las van a perder paliza", afirmó.

También participaron de la cena la bonaerense Margarita Stolbizer; la diputada nacional Patricia Bullrich; los legisladores porteños Teresa de Anchorena y Enrique Olivera.

El 25 de noviembre pasado, el socialismo, el radicalismo y la Coalición Cívica acordaron iniciar el "diálogo" entre las tres fuerzas "en la búsqueda de coincidencias" con el objetivo final de "confluir en la construcción de una alternativa de gobierno".

En vista a las elecciones de 2009, los dirigentes coincidieron en "respetar" la situación y "particularidades" de cada distrito para evitar eventuales disidencias que afecten el armado de un mismo frente. Como eje central de la construcción política se "profundizarán los mecanismos de acción común" de los bloques parlamentarios de las tres fuerzas.

Asimismo, se dejó en claro que el acuerdo con la UCR y la Coalición no será nacional sino que se analizará distrito por distrito, respetando la situación de cada provincia. Desde las tres fuerzas, aclararon que el armado será "lento" y "paso a paso" con el objetivo de sellar un acuerdo a nivel nacional en 2011, a pesar de que el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner -que suena como posible candidato presidencial- decidió distanciarse de las negociaciones.

Comentá la nota