Carrió dijo que Macri se pasó al PJ y Michetti tuvo que salir a cruzarla

Es por el acuerdo del macrismo con Solá y De Narváez. Según la vicejefa, en el PRO ya había peronistas.
Un gesto de Rodríguez Saá. Atacó "Lilita": "Lamento que un partido nuevo, como el PRO, se haya pasado al PJ. El acuerdo entre Macri, Solá y De Narváez es un armado de Duhalde, que vuelve a querer la oposición, cuando se estaba conolidando". Defendió "Gaby": "No nos pasamos a ningún lado. Con De Narváez ya trabajamos. Ahora sumamos a Solá, que es otro peronista. Cuando uno descalifica a los otros se rompe la posibilidad de diálogo".

El contrapunto de ayer anticipó el áspero debate electoral que podrían protagonizar ambas proximamente. "Lamento que un partido nuevo como el PRO, se haya pasado al PJ", disparó Elisa Carrió. "No nos hemos pasado al justicialismo. Cuando uno descalifica las posiciones de los otros se rompen las posibilidades de diálogo", se vio obligada a responder Gabriela Michetti, vicejefa y referente PRO.

En declaraciones radiales, la jefa de la Coalición Cívica criticó la alianza electoral de Macri con los peronistas disidentes Felipe Solá y Francisco De Narváez. "Es un armado de Duhalde. El PJ se tragó al macrismo. Cuando la oposición venía consolidándose, Duhalde vuelve a querer dividirla", sostuvo Carrió.

Según trascendió de fuentes de la Coalición Cívica, al inicio del verano Carrió alentaba la posibilidad de un audaz escenario electoral en la Capital Federal: una lista de diputados nacionales que mezclara a la oposición. "No veo porqué no se puede compartir una lista con Pinedo o Esteban Bullrich", decía Carrió sobre dos diputados del PRO. Su "lista ideal" abarcaba desde la UCR, pasando por la CC hasta llegar al PRO. "Y para las elecciones a legisladores locales, vamos separados", completaba la idea. Carrió justificaba la amplitud de tal arco político en la necesidad de "darle una paliza electoral al kirchnerismo". Pero la convocatoria de Macri a Solá y De Narváez, dio por tierra con la especulación. "El macrismo cayó en la trampa del duhaldismo, y ahora nos libera de hacer algún acuerdo con el PRO", se escuchó decir en la Coalición Cívica.

Michetti repitió este verano el mismo sentimiento vivido en enero de 2007, cuando Macri le insistía que fuera su compañera de fórmula. Ayer, Michetti admitió: "Él (por Macri) está con la idea de que yo sea candidata a diputada nacional. Y yo no quiero, pero para que las elecciones sean buenas para nosotros tendría que hacerlo".

Hasta ahora, Macri quiere unificar las elecciones locales con las nacionales. "Gabriela a diputada arrastrará la lista de legisladores porteño", sostiene. Aunque Carrió dice que Alfonso Prat Gay encabezará la lista de la CC, no descarta ser candidata: "Estoy abierta a todas la posibilidades", dice y guiña un ojo. En su fuerzase preguntan cómo hará Michetti, emblema de la "nueva política", para justificar una lista duhaldista. Ayer, la mandataria porteña empezó a hacerlo: "Con De Narváez ya trabajamos. Ahora sumamos a Solá, otro peronista, pero esto no significa que nos hayamos pasado (al PJ)", se defendió Michetti.

Carrió, casi con traje de candidata, chicaneó a Solá: "No lo conozco mucho. Sé que ha sido gobernador del peronismo, funcionario de Menem, de Duhalde y primer candidato a diputado por Cristina Fernández, pero no sé mucho más de él", agregó.

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá alentó ayer la posibilidad de tener un acercamiento con el espacio político lanzado la semana pasada por Mauricio Macri, Francisco de Narváez y Felipe Solá. "Antes debe encararse un debate de ideas, proyectos", aclaró el puntano. Consultado sobre Julio Cobos, Rodríguez Saá dijo: "primero debería saber si está en la oposición o responde al Gobierno".

Comentá la nota