Carrió le contestó al ex presidente y habló de "trampa" duhaldista

Elisa Carrió advirtió ayer que hablar de "post kirchnerismo" es "una trampa" de la que hay que cuidarse.
"El post kirchnerismo, ¿qué puede ser? ¿de nuevo el duhaldismo?", se preguntó la líder de la Coalición Cívica.

Y entonces se dirigió directamente al vicepresidente. "Ojalá que Julio Cobos no sea usado. Porque él, que ha sido kirchnerista hasta hace seis meses, va a ser usado por el neokirchnerismo. Ojalá que realmente se ubique en el papel de la necesidad de una República distinta", le pidió.

Carrió hizo entonces una analogía con el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, que enfrentó al kirchnerismo en las elecciones 2007 pero luego acordó con el ex presidente, cuando éste comenzó a reactivar el justicialismo el verano pasado. Pidió "que la gente no se confunda como con Lavagna, para terminar siendo funcional al kirchnerismo o al duhaldismo, que son expresiones claras de la vieja y peor tradición política argentina".

La líder de la Coalición Cívica se manifestó eufórica la semana pasada cuando el juez Julián Ercolini abrió una investigación por asociación ilícita contra Néstor Kirchner y otros funcionarios en base a una denuncia realizada por ella y una decena de diputados de la CC.

Ayer, anticipó en declaraciones radiales que "los meses que vienen no son fáciles" para ella y su partido. "Ustedes se imaginan la embestida que vamos a tener nosotros y yo particularmente con la causa que los va a llevar a prisión y que va a impedir que huyan del país. Pero habrá que sostener esa embestida y habrá que quedarse en Buenos Aires para controlar al poder todo enero", avisó.

Carrió viene negociando acuerdos con el radicalismo, el socialismo y otras fuerzas provinciales para las próximas contiendas electorales. Pero el gobernador santafesino, el socialista Hemes Binner, aprovecha cada vez que puede para tomar distancia de la líder de la Coalición.

Ayer, Lilita dijo entender esas críticas como una necesidad del Gobernador para conseguir dinero del Gobierno Nacional. "Yo sé que tengo que pagar los costos. Nadie puede ir a sentarse a un ministerio como el de Infraestructura, a una entrevista con (Julio) De Vido, que maneja el dinero de las obras, nadie puede ir a sentarse con Cristina Kirchner si previamente no me ha pegado duramente a mí", explicó.

Pero le pidió a Binner que "permita que gane el frente progesista", porque si en 2009, "va sola la Coalición Cívica, gana (el justicialista, Carlos) Reutemann".

Comentá la nota