Carrió, Cobos y Binner aún no piensan en mostrarse juntos

Carrió, Cobos y Binner aún no piensan en mostrarse juntos
Hay recelos, pese a que integran el mismo espacio; los tres jugarán fuerte para junio
Por senderos que hasta ahora sólo se cruzan en unos pocos puntos, los presidenciables de la oposición no peronista rediseñan su estrategia luego de la definición de las candidaturas del bloque que conforman el PJ disidente y el macrismo.

Elisa Carrió y su tándem con la UCR de Gerardo Morales; el vicepresidente Julio Cobos y el socialista Hermes Binner ya tomaron nota de que buena parte de sus chances se juega en 90 días. Y están dispuestos a jugar fuerte para sostener sus liderazgos, aunque la foto conjunta todavía deba esperar que se disipen las nubes de recelo que persisten en el espacio común.

El más entusiasmado por estos días parece ser el vicepresidente. Su agenda pública y privada está completa, y hasta se permite salidas a lugares públicos concurridos, como el partido que ayer protagonizaron Argentina y Venezuela en el Monumental de Núñez.

Apoyado en todas las encuestas de opinión, que lo muestran con una altísima imagen positiva, Cobos se prepara para jugar sus cartas: ya tiene candidatos propios en Mendoza (Laura Montero), merced a su acuerdo con la UCR y busca tenerlos en provincia de Buenos Aires (en la lista que encabezará Margarita Stolbizer). Sus asesores prometen una "sorpresa" en Capital, que podría traducirse una lista propia del Consenso Federal (su agrupación) en ese distrito. "Va a estar en Mendoza, con Margarita y probablemente a los radicales cordobeses", afirmó uno de sus colaboradores más cercanos. Ese último apoyo le valió el enojo de Morales, ya que terminó por demoler el acuerdo de la UCR con Luis Juez.

En silencio público desde que Gabriela Michetti le dijo no a un acuerdo en Capital, Elisa Carrió decidió redoblar la apuesta. No parece dispuesta a ocupar un lugar secundario en la lista de candidatos que encabezará el economista Alfonso Prat-Gay, pero promete recorrer el país junto a Morales, para apoyar a cada postulante del espacio compartido.

"La elección la gana el que sume más diputados y senadores. Queremos ser la mayoría en Diputados a partir de diciembre", repite Carrió en estos días a sus dirigentes más cercanos, que hablan de su jefa como de una "candidata nacional".

Patricia Bullrich, diputada de la CC, afirma que "la coalición es la única oposición nacional, el macrismo y los peronistas disidentes (De Narváez y Solá) tienen sólo liderazgos distritales". Ayer, Morales dio una muestra del tono de la confrontación con el Gobierno, al que llamó "Frente para la Venganza", y estimó que el ex presidente Néstor Kirchner está "flojo de papeles" para presentarse como postulante en la provincia de Buenos Aires.

Desafío clave

Más reticente que sus pares a sumarse a la crítica frontal al Gobierno, Hermes Binner apostará muchas fichas -no todas- al triunfo del senador Rubén Giustiniani contra los candidatos del PJ santafecino. "Su prioridad es gobernar, no tiene sentido pensar en las elecciones y quitarle energía a la gestión", afirman al lado del gobernador santafecino. Un triunfo de Giustiniani sobre Carlos Reutemann sería un "espaldarazo al socialismo, pero no necesariamente a su gestión", ampliaron desde la gobernación santafecina. Acompañará, entonces, a Giustiniani, pero también estará en actos con intendentes y jefes comunales.

¿Habrá foto en común para dar imagen de unidad? Parece difícil, muy difícil. "En Santa Fe, la CC y la UCR forman parte del Frente Progresista, y se reúnen cada 15 días", justifican cerca de Binner. "Los socialistas son egoístas, piensan sólo en sumar diputados. Y hay que recordar que Cobos destruyó a la UCR y le dio muchos votos a Kirchner", descartan muy cerca de Carrió. "Con Hermes hay buena sintonía, se respetan mucho aunque no hay mucho más que eso. Con Carrió no hay diálogo", confiesan cerca del vicepresidente.

Distanciados, pero obligados a la vez a compartir cartel, los tres presidenciables del espacio ya empezaron una campaña decisiva.

Crece el escándalo en la UCR cordobesa

* Enojado por la decisión de sus correligionarios, que rompieron el acuerdo con Luis Juez y decidieron ir con lista propia en junio, el ex candidato a gobernador Mario Negri renunció a participar de las internas de la UCR cordobesa. Lo hizo a través de una dura carta, en la que sostuvo: "De finalizar así, este proceso nos condenará sólo a un papel testimonial". Dirigentes del partido, como Ramón Mestre (h.) y Oscar Aguad, decidieron no avalar el acuerdo que Negri y el titular de la UCR, Gerardo Morales, habían hecho con Juez, que será candidato a senador. Sospechan que hubo un acuerdo secreto de ese sector radical con el kirchnerismo para debilitar la opción opositora.

Dixit

MARIO LLAMBIAS

Presidente de CRA

Su candidatura en las listas del panradicalismo quedó en suspenso luego de las críticas de Carrió a la Comisión de Enlace. Ayer, Stolbizer reflotó las conversaciones y dijo que le gustaría que fuera candidato.

RICARDO ALFONSIN

UCR bonaerense

El hijo del ex presidente Raúl Alfonsín ocuparía el segundo lugar en las listas de candidatos de la CC. Deberá superar en la interna a los partidarios de Moreau y Storani, pero tiene el respaldo de Carrió.

JUAN CARLOS ALDERETE

Dirigente piquetero (CCC)

Luego de años de estrechar vínculos con Elisa Carrió, el líder de la Corriente Clasista y Combativa tendría un lugar expectante en las listas de postulantes de la CC y la UCR en las elecciones bonaerenses.

HECTOR GUTIERREZ

Intendente cobista de Pergamino

El jefe comunal bonaerense es el principal candidato de Julio Cobos para integrarse a la lista encabezada por Stolbizer. El vicepresidente podría hacer campaña junto con los postulantes de ese espacio.

Comentá la nota