Carrió cambia el eje de campaña y busca retener el voto progresista

Quiere frenar un ascenso de Solanas; presentará sus proyectos en petróleo y minería
Alertada por la meteórica suba de Fernando "Pino" Solanas que marcan las encuestas de opinión, Elisa Carrió dedicará buena parte de los días que restan a intentar retener el voto progresista porteño del que supo disfrutar en elecciones anteriores, y que hoy parece encaminarse, en parte, hacia la candidatura del cineasta y postulante a diputado de Proyecto Sur.

"Una cosa son las palabras y otra, las acciones", explicaron ayer cerca de la ex diputada para descalificar a Solanas. Y enumeraron una serie de proyectos presentados por Carrió y sus diputados desde 2003 en los temas que hoy hacen fuerte el discurso de Solanas: la defensa de los recursos naturales, como la minería y el petróleo, los derechos humanos y la defensa de la propiedad nacional de la tierra.

Proyectos sobre estos temas estarán incluidos en la presentación del "Manifiesto por la defensa y la preservación de los recursos naturales", que Carrió y los candidatos de la lista que encabeza Alfonso Prat-Gay protagonizarán hoy, a las 15, en el Instituto Hannah Arendt. "Carrió decía en 2003 que venían por la tierra y denunció en su momento la kirchnerización de YPF. Y diputados como Fernanda Reyes y Fernanda Gil Lozano presentaron proyectos contra la minería a cielo abierto y la trata de personas hace mucho tiempo", se defendió ayer el vocero de Carrió, Matías Méndez, para explicar el cambio de estrategia.

¿Será un regreso a la Carrió progresista de hace unos años? En el espacio lo niegan. "Hemos hecho una apertura hacia ideas y dirigentes de centro. Pero sin abandonar jamás nuestros principios", agregó el jefe del bloque de la Coalición Cívica en la Cámara baja, Adrián Pérez (CC-Buenos Aires). Para el también diputado Fernando Sánchez (CC-Capital), "la idea es recordarle al electorado todo lo que hicimos y en lo que creemos. Las mineras y las petroleras le tienen miedo a Carrió y nuestros diputados más que a ningún otro dirigente".

Temores

Más allá de las eventuales etiquetas de progresista o conservador, a las que la líder de la Coalición Cívica es tan poco afecta, la realidad es que la fundadora de ARI necesita como el agua hacer una aceptable elección en su distrito si pretende sostener sus ilusiones presidenciales para 2011.

Sus socios radicales porteños, que ya se resignaron a una elección peor que la esperada en su momento, ya empiezan a verbalizar sus críticas a la ex candidata presidencial por haber insistido con Alfonso Prat-Gay como cabeza de lista.

Cerca de Carrió reconocen que Solanas "hará una excelente elección", pero sostienen que "el segundo lugar está asegurado para nosotros". Por lo bajo, en la coalición critican el "escaso punch " de Prat-Gay en el último debate de candidatos televisado, pero lo atribuyen a un perfil extremadamente cuidadoso y alejado de las polémicas.

Mientras sostiene su estrategia nacional -estará mañana en Rosario junto a los candidatos de la Coalición Cívica en el Frente Progresista de Hermes Binner-, Carrió seguirá esta semana denunciando el "pacto entre los dos PJ" para sumarles votos en la provincia de Buenos Aires a sus candidatos, Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín, que también se plegaron a esa estrategia.

"El pacto entre los dos peronismos convertirá en inútil el voto de aquellos que votarán a De Narváez. En realidad estarán votando a futuros socios del kirchnerismo", reiteró ayer Alfonsín, en un nuevo intento de achicar la brecha que hoy separa al ACyS del peronismo disidente y del kirchnerismo.

Convencida de que los números terminarán favoreciéndola en la Capital, Carrió ya pidió paciencia a su entorno más cercano. "La gente decide su voto en las últimas 72 horas, hay que estar tranquilos", afirmó la líder al comité de campaña que encabeza Patricia Bullrich.

Antes del fin de la campaña, también habrá pases de factura hacia Gabriela Michetti, la candidata de Pro, que marcha cómoda en las preferencias del electorado. El miércoles, en el salón Argentina, habrá un acto en el que Carrió y los radicales recordarán el legado y la contribución de legisladores nacionales como Lisandro de la Torre, Alfredo Palacios o Moisés Lebensohn. "No se llega al Congreso para discutir de baches o pavimentos", dicen cerca de Elisa Carrió como estiletazo hacia el macrismo en las últimas jugadas antes del voto del domingo.

Claves

* Cambio de estrategia . Luego de centrar sus ataques en Gabriela Michettti (Pro), Elisa Carrió apuntará desde hoy al candidato de Proyecto Sur, Fernando Solanas.

* Razones . La intención de Carrió es frenar el eventual drenaje de votos progresistas hacia Solanas, y sostener las posibilidades de la lista del Acuerdo Cívico y Social que encabeza Alfonso Prat-Gay.

Comentá la nota