Carrió alertó sobre un pacto entre Binner y el gobierno

La diputada y líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, blanqueó ayer su temor de que el gobernador Hermes Binner haga un pacto con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por el Fondo del Bicentenario, aunque confió en los legisladores socialistas para que desbaraten un posible acuerdo entre el mandatario y el kirchnerismo.
"Confío en que la gente del socialismo, tanto en diputados como senadores, que son excelentes personas y de principios, no sean arrastrados por algún acuerdo entre Hermes Binner y Cristina Kirchner", disparó ayer Carrió en diálogo con Radio Dos.

Carrió sospecha que Binner, acuciado por un tremendo déficit en las cuentas públicas, termine influenciando en los legisladores socialistas para que apoyen en el Parlamento la creación del Fondo del Bicentenario a cambio de que la Nación socorra con dinero a la provincia.

Ruego. "Hermes Binner, que apoya esto, lo que hace es ir contra su gente en Santa Fe. Yo que siempre he sido muy prudente y que he apoyado al gobernador de Santa Fe, no sé como puede dar un apoyo de estas características. Esperamos que Giustiniani y el PS no apoyen esto", planteó.

"Binner no puede convalidar esto, porque Santa Fe va a sufrir la inflación, y con el salario de la gente no se juega", advirtió.

"El pueblo de Santa Fe va a terminar sufriendo la inflación, aunque a él (la creación del Fondo) le solucione un déficit presupuestario transitorio", planteó.

Carrió también fustigó a la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, quien llegó al poder del distrito patagónico con el partido ARI, y recordó que "hace mucho que ella está con el gobierno y que sus diputados votan" con el kirchnerismo. "Nosotros la expulsamos y pedimos que no estén porque avergonzaban al partido", afirmó.

Respecto de la decisión tomada por la comisión bicameral, Carrió planteó que "Cobos y el gobierno votaron por la destitución de Redrado y legitimaron el atropello institucional de la presidenta" mientras que "la CC a través de (Alfonso) Prat Gay votó en contra para no convalidar ese atropello ni la violación de las instituciones". Recordó que, además, "se propició la investigación de todo el directorio" de la entidad bancaria.

"Terminado el tema Redrado, lo que se viene es la batalla por las reservas. Ese dinero que está en el Central sostiene que la plata que se tiene valga, cuanta menos reservas haya la plata no vale", detalló. "¿Qué significa eso? Viene una inflación galopante", anticipó.

Inflación. "Tuvimos 40 años de picos inflacionarios, no estamos dispuestos a repetirlos, que no digan que es progresista disponer de las reservas, hay que sostener la moneda de los argentinos, hay que sostener el poder adquisitivo", reclamó.

La diputada sostuvo que "no compartimos la gestión de Redrado, impugnamos a Redrado, pero por otro lado no se puede echar a alguien por lo que hizo bien, que es lo que quiere la presidenta. En este caso, Redrado actuó bien".

En ese contexto, Carrió negó en forma terminante haber presionado a Prat Gay para que votara en contra del decreto de necesidad y urgencia (DNU) presidencial para la remoción de Redrado.

"No hubo en ningún momento presión. Al contrario: hubo un diálogo duro, difícil, maravilloso, porque una fuerza política debatió durante siete horas un dilema ético", indicó Carrió, respecto a la actuación de Prat Gay en la comisión bicameral.

"Nosotros privilegiamos, y claramente lo hizo Alfonso Prat Gay, la defensa de las instituciones y la no convalidación del atropello institucional de la presidenta. Hubo tres reuniones de bloque, se conversó, hubo dilemas éticos, los resolvió de la manera más correcta: investigando a todo el directorio", indicó.

Comentá la nota