Carrió admite que le "encantaría" ser la gobernadora bonaerense

La líder opositora señaló que le gustaría ocupar el cargo de Daniel Scioli "para terminar con las mafias". También atacó en fuertes términos Néstor Kirchner: "Es astuto, pero no llega a ser inteligente"
La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, admitió que le "encantaría" ser gobernadora de la provincia de Buenos Aires "para terminar con las mafias", criticó con dureza al ex presidente Néstor Kirchner, y se mostró alejada de una coincidencia electoral con Julio Cobos de cara a 2011.

Carrió desmintió un cambio de domicilio a territorio bonaerense aunque confirmó que va a integrar la mesa provincial de su fuerza, y señaló que las causas de su alejamiento de la Capital es por la presencia de "jóvenes" que van a controlar la CC porteña.

Consultada por la preponderancia que tiene Kirchner a pesar de haber sido derrotado en las elecciones legislativas, dijo que "se trata de la ficción final en la que Kirchner aparece tan prepotente como impotente", y aseguró que "es una muestra de su propia impotencia histórica".

"Kirchner es astuto, pero no llega a ser inteligente. Los hombres nunca se conforman con lo brutal. La torpeza de Kirchner es de los que creen que dejamos de ser personas", enfatizó, declaraciones a tres matutinos porteños.

La reaparecida líder opositora reclamó "que los Kirchner se hagan responsables del desastre al que nos han llevado" aunque aclaró que "hay que tomar distancia del odio" al augurar que "desde el barco ya se ve la costa, no hay que apurarse".

"No hay que hondurizar la Argentina. Ese es el planteo de Kirchner, el quiere victimizarse y que Cristina se convierta en Zelaya (por el presidente de Honduras Manuel Zelaya, actualmente refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa). No podemos prohijar ninguna desestabilización", sostuvo.

En ese marco, defendió la construcción política del Acuerdo Cívico y Social y sostuvo que se dio "cuenta de la jugada de Kirchner de poblar la Casa Rosada de políticos y de vaciar al Parlamento".

"Ahora se recompone la oposición y tenemos enfrente a un hombre vengativo como es Kirchner con mayoría parlamentaria hasta diciembre", enfatizó.

Carrió aclaró que no es candidata a presidenta al sostener que "el 2011 está lejos" y destacó la coincidencia que tuvo con el gobernador santafesino, el socialista Hermes Binner.

En tanto, dijo que el vicepresidente Cobos que está "en ejercicio y tiene que cumplir su rol" y evitó pronunciarse sobre si apoyaría con el voto al mendocino en un presunta candidatura presidencial: "Eso lo va a decidir la Coalición Cívica y mi voto es secreto", dijo.

"Me he bancado derrotas y nunca acepté financiamientos espurios. A esos actores les digo que no me van a doblegar. No dejan de ser inmorales porque pasan a ser opositores", afirmó Carrió, en una referencia al vicepresidente aunque dijo que no iba "a dar nombres".

Comentá la nota