Carrió acusó a Aníbal F. de manejar una "mafia de drogas y armas"

Lo hizo al pedir su juicio político por los vínculos políticos con el Triple Crimen.
Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica, embistió duramente ayer contra el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y pidió que se le inicie un juicio político por "mal desempeño y delitos en el ejercicio de sus funciones". También lo vinculó con el Triple Crimen de General Rodríguez, el tráfico de efedrina y la denominada "mafia de los medicamentos".

"Al mantener en su cargo al Jefe de Gabinete, la Presidenta de la Nación está garantizando la impunidad y el encubrimiento de una estructura mafiosa. No puede ser que quien maneja una mafia de drogas y dinero en la Argentina sea nuestro jefe de Gabinete y haya sido nuestro ministro de Seguridad y del Interior", denunció la diputada ayer por la tarde en conferencia de prensa junto a la bancada de su partido. A eso agregó que no se conformarán con la renuncia del funcionario, sino que requieren que se lo investigue por "su responsabilidad en la mayor estructura mafiosa de la Argentina que gobierna el manejo de drogas y el tráfico de armas".

Además, todos los diputados presentes expresaron que el pedido de juicio tiene sus fundamentos principales en que Fernández presuntamente "avaló y encubrió por acción o por omisión varios crímenes vinculados con el tráfico y la producción de drogas y por responsabilidades políticas y funcionales en la fiscalización de la acciones del RENAR y el cercenamiento de las facultades del Sedronar en materia de precursores químicos". Explicaron que el funcionario "siempre se preocupó por ejercer un control personal y permanente del RENAR y el Sedronar". Esto es por sus vínculos con Martín Lanata, principal sospechoso del triple crimen.

Asimismo, se acusó al Jefe de Gabinete de destinar el dinero generado a través de esta "mafia" a la última campaña presidencial de Cristina Kirchner. "El Triple crimen de General Rodríguez, vinculado con el tráfico de efedrina y más estrechamente con la denominada mafia de los medicamentos, son un capítulo más en la historia de los aportantes destinados a solventar la campaña presidencial de Cristina Fernández de Kirchner", dice el proyecto de la CC que pide el juicio político.

En este sentido, Carrió también mencionó a las barras bravas y a los intendentes como partícipes de este gran "entramado mafioso": "Barras bravas, drogas y estructuras políticas están muy ligadas; y en muchos casos las barras recibieron protección política, administrativa y judicial", declaró.

La Presidenta tampoco se salvó de las críticas: "Le queremos aclarar a la Presidenta que diez chicos por día son internados por drogas. Esto no es una chicana política de la oposición, como ella lo había definido, sino que estamos ante una trama mafiosa de características escandalosas", sostuvo Horacio Piemonte, miembro de la CC.

"La verdad es que haya justicia", agregó Carrió, "y querer despedir a Redrado cuando el Jefe de Gabinete es jefe de una estructura mafiosa indica la dirección que lleva la Presidenta". Así, también aprovechó para mostrar su alegría por el fallo de la Cámara congelando la utilización de las reservas para el pago de la deuda, según lo había establecido un DNU de la Presidenta. "Es un gran triunfo de la oposición, finalmente se torció el brazo de la Sra. Presidenta", dijo enfáticamente.

Las críticas y las acusaciones fueron durísimas. Habrá que esperar las repercusiones. Por lo pronto, Carrió se quedó contenta: "Todo está maravillosamente bien para los intereses nacionales, y maravillosamente mal para Cristina y Néstor Kirchner".

Comentá la nota