Carrió: "El Acuerdo Cívico pelea contra un régimen corrupto y entreguista".

La líder de la Coalición Cívica indicó, "nos metemos de vuelta en las internas por el poder, la droga y el delito en el conurbano". En la Cámara Económica también estuvieron Stolbizer, Alfonsín y Prat Gay. Sobre la reunión entre Cobos y De Narváez, mientras Carrió realizó una humorada, Margarita dijo que le pareció "imprudente e inoportuna".
En un salón desbordado de la Cámara Empresaria de Vicente López, los candidatos a diputados nacionales de Buenos Aires y Ciudad Autónoma del Acuerdo Cívico y Social mantuvieron un encuentro con la militancia y la prensa. Fueron de la partida Elisa Carrió, Margarita Stolbizer, Ricardo Alfonsín y Alfonso Prat Gay.

Otros dirigentes que acompañaron, Patricia Bullrich, Horacio Piemonte y Horacio Alcuaz (ofició de maestro de ceremonia); los concejales locales Silvia Maldonado, Carlos Roberto y Luis Parodi, más los postulantes distritales, encabezados por Raúl De Benedetti.

Una muy ovacionada Carrió mencionó que "el Acuerdo Cívico pelea contra un régimen político, social y económico, corrupto y entreguista", y añadió, "nos metemos de vuelta en las internas por el poder, la droga y el delito en el conurbano".

También indicó que "no necesitamos que el poder nos entregue poder, a nosotros el poder nos lo entregará el pueblo de la Nación", y confió, "tengo la seguridad, por lo que percibo caminando la Provincia y la Capital, que los argentinos vamos a decidir vivir en la verdad de una vez y para siempre".

Cargó contra Kirchner y el líder de Unión Pro, "no debemos, como De Narváez, usar millones sin dar una sola explicación a la sociedad de dónde se sacan". En cuanto a la reunión entre el candidato y el vicepresidente, tuvo una humorada, "el principal problema no es Cobos, es De Negri que se empecina con darme misceláneas de alfajores".

También tuvo un pedido para la clase media: "A los que tuvimos todo les pido que alguna vez salgamos de la eterna fiesta de la pizza y el champán, que nos dejemos de enamorar de los ricos".

Por su parte, Stolbizer ironizó sobre el ingreso de Carlos Menem a la casa del Gran Cuñado. "Entró y los escrachó a todos. Todos aparecen enchastrados en el mismo lodo", comentó.

Pero, a diferencia de "Lilita", no tomó en broma la reunión entre el mendocino y el "colorado". "No me gustó, me pareció imprudente e inoportuna; Cobos había decidido no participar de la campaña electoral, esto parece contradecir su propia decisión", señaló ante la prensa.

Tuvo críticas para la consultora Poliarquía y hacia la campaña del oficialismo: "Cometen un delito cuando utilizan recursos del Estado para la campaña".

"Muchos se rieron cuando empezamos con una pochoclera – mencionó -, y siento que cada vez es más nuestra obligación hacer de la austeridad, la honestidad y el cumplimiento de la ley una marca y una fortaleza". En otro sentido remarcó, "somos la única fuerza política que puede terminar con la fábrica de pobres".

Alfonsín, vitoreado por un nene varias veces, dijo que "estamos hoy en un triple empate y si se proyectan los indecisos podríamos ganar en Buenos Aires". Y Prat Gay hizo foco en el Indec, "un Gobierno que miente con estadísticas, puede mentir con cualquier otra cosa", sentenció.

Comentá la nota