Carrera hacia las urnas Las obras con las que Zúccaro piensa ganar las elecciones

Carrera hacia las urnas  Las obras con las que Zúccaro piensa ganar las elecciones
Están en proceso de licitación 650 cuadras de asfalto y el camino de circunvalación. Se apurará la llegada de 250 viviendas sociales, se reparará la ruta 26 entre Pilar y Escobar, y se arreglará la 8 en toda su extensión. Además, gestionan la llegada de la empresa de aguas ABSA.
El gobierno municipal apura una batería de obras con las que piensa encarar con fuerza las próximas elecciones de junio.

Caminos, casas, rutas y hasta gestiones para traer redes de agua y cloacas, forman parte de la agenda de la gestión del intendente Humberto Zúccaro, trabajos que algunos aparecen más claros en el horizonte cercano mientras que otros apenas comienzan a perfilarse.

Y si bien el cambio de los tiempos electorales con el adelantamiento de las elecciones modificó el panorama, el gobierno anhela ver gran parte de esos trabajos en proceso antes del 28 de junio, fecha en la que hay que ir a las urnas.

En ese sentido, Pilar de Todos pudo saber que la construcción del camino de circunvalación sería uno de los más cercanos a concretarse, e incluso el proceso licitatorio ya comenzó.

Se trata de un camino que unirá las rutas 25 y 28, con una inversión superior a los 35 millones de pesos y que apunta a descomprimir el tránsito pesado que pasa por el centro de Pilar, o alguna de sus calles aledañas.

También más cercano en el horizonte, incluso con algunos asfaltos que podrían ser inaugurados antes que las urnas lleguen a los cuartos oscuros, son varios de los asfaltos que prometió la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner tras su paso por Pilar, en octubre del año pasado. Se trata de 650 cuadras, con una inversión superior a los 80 millones de pesos. Incluso, parte de las partidas ya habrían sido giradas y se está a la espera de la concreción del llamado a licitación, proceso que ya inició el Municipio, el pasado 27 de febrero. La idea al trazar los lugares a los que llegarán los asfaltos tiene como condición más fuerte el interconectar localidades con rutas principales o la Panamericana, y asegurar el acceso a escuelas, jardines de infantes y centros de salud.

No una sino varias veces el intendente golpeó las puertas de la Secretaría de Obras Públicas de la Nación, que depende del Ministerio que encabeza Julio De Vido, para apurar también la llegada de 250 viviendas sociales que se construirán en San Alejo, cerca del complejo habitacional de 189 casas erigido en el marco del Plan Federal de Viviendas.

Incluso ya habría oferentes interesados en participar de la puja licitatoria, dentro de un programa que podría destinar a Pilar unas 700 viviendas más a las ya construidas.

El arribo de viviendas sociales para el gobierno implica un doble desafío, porque además de tener que gestionar la llegada de la obra en sí, luego hay que extender hasta allí las redes sanitarias y de infraestructura, una tarea que no siempre es sencilla de concretar.

Además, la construcción de escuelas, destacamentos policiales y la llegada del transporte también es clave para ese tipo de obra pública.

Rutas y agua

Además de los asfaltos, el horizonte ya un poco más lejano muestra dos obras que también son consideradas como claves por el gobierno, sobre todo porque en su momento habían acaparado la atención de la opinión pública, que reclamaba el arreglo de las rutas 8 y 26.

La primera de ellas, en un estado sumamente deteriorado, fue protagonista de varios accidentes mortales, sobre todo en una de las curvas más peligrosas, la conocida como San Sebastián, a la altura del Km. 42 de la ruta 8, justamente porque allí se erige una de las plantas de la ex avícola.

En total, el gobierno de la Nación invertirá 400 millones de pesos, para reparar, iluminar y ensanchar la ruta desde su nacimiento, en la General Paz, hasta Pilar, antes del tramo que ya se reparó en la entrada a Pilar.

El proyecto prevé dotar a la 8 con dos carriles por mano, lo que podría devolverle a la arteria la potestad de ser una de las entradas a Pilar, algo que la Panamericana le había quitado.

Además, se invertirán alrededor de 20 millones de pesos para arreglar el tramo de la ruta 26 que va desde Panamericana hacia Escobar, segmento que había quedado afuera en las primeras reparaciones que se hicieron sobre esa arteria entre ruta 8 y la autopista.

Esa obra también había sido fuertemente reclamada por un grupo de vecinos luego de que un accidente automovilístico se cobrara la vida de cuatro adolescentes. Si bien los detalles técnicos de la obra todavía no trascendieron, es intención del municipio dotarla de nueva iluminación, tareas similares que se harán del lado de Escobar.

Por otro lado, aunque esta obra sí aparece mucho más lejana, por cuestiones de masa total de inversión y por la complejidad misma de los trabajos, aparece la idea de extender las redes de agua y cloacas a zonas de Pilar que aún hoy no cuentan con el servicio.

La intención, es que la empresa de capitales del Estado bonaerense ABSA, que ya presta el servicio en unos 80 municipios de la provincia, llegue a la región y extienda las redes a Pilar.

La idea es que la firma se haga cargo del servicio en barrios y localidades que no han quedado bajo la mano de la concesionaria Sudamericana de Aguas, que hasta ahora no se ha extendido más allá de los límites del contrato original, a excepción de complejos comerciales y urbanísticos, como shoppings y barrios privados.

Así pretende el gobierno de Zúccaro llegar al 28 de junio: con varias de estas obras en ejecución, otras en camino y, por qué no, algunas cintas ya cortadas. Un 28 de junio en donde Zúccaro buscará mantener su alta imagen positiva, y escaparle al arrastre negativo que podría significarle ir en la misma boleta del oficialismo.

"Sólo con obras y no con política vamos a ganar", insiste Zúccaro, mientras despliega el abanico de obras.

Comentá la nota