Carrefour no abre y genera rumores

Una ola de rumores envuelve por estas horas a la sucursal del hipermercado Carrefour de Pellegrini al 3200, que se encuentra en obras desde hace meses y no hay fecha cierta de reapertura.
Es más, hay quienes señalan que podría haber un posible avance de la Universidad Católica sobre el local y otra versión asegura que el híper debió sortear problemas con un seguro y el alquiler, lo que demoró los trabajos.

Algo es seguro, la dilación de los tiempos de reapertura del híper ya generó el malestar de los vecinos, ya que junto a la Universidad y el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) traza un triángulo indiscutible de dinamización en el barrio. "Sí, por Dios, que abran ya, todos lo estamos esperando", aseguró Graciela (46), una de las vecinas ansiosas por la reinauguración del híper.

El local (casi toda la manzana entre Pellegrini, Vera Mujica, Crespo y Montevideo) sufrió grandes roturas en los techos durante la tormenta del 2 de febrero pasado, cuando incluso se derrumbó una losa sobre las góndolas.

Y, como la empresa había planificado una renovación integral de esa sucursal, los trabajos se adelantaron. El local cerró sus puertas el 6 de febrero y, desde entonces, el barrio se quedó sin uno de los enclaves que en los últimos años habían ayudado a cambiar su fisonomía, junto a los impecables edificios del Heca y de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica.

Que sí, que no. En los últimos meses la lentitud de la obra empezó a preocupar a los vecinos, que llegaron a desconfiar de la reapertura del híper. Aun así, muchos afirman ver a los albañiles obrando sobre los techos y haberlos oído decir que les llevaría al menos ocho meses repararlos.

De hecho, en el playón de estacionamiento a nivel hay arena, tierra, fajas de seguridad, mangas de descarga de materiales y una enorme grúa sobre la esquina de Vera Mujica.

Por ese mismo lugar se ven algunos operarios y la incansable ronda del personal de seguridad, con el marco sonoro de un inconfundible martillo neumático proveniente del subsuelo. El portón de Vera Mujica luce el permiso de obra municipal, otorgado el 27 de abril de 2009.

Operarios del lugar admitieron a La Capital que el híper difícilmente reabra antes de principios de 2010.

En cambio, los vecinos manejan fechas previas: algunos dicen septiembre, otros noviembre y algunos más, diciembre. Todos coinciden en que quieren que reabra "ya".

"No hay dudas de que ese local es muy importante para el vecindario: no existen otros súper cerca y le da mayor movimiento al barrio", asegura Carlos Vanrell, dueño de Aghata (sic), un bar de las inmediaciones, quien aclara que su opinión es cualquier cosa menos interesada. En su caso, el híper no le suma sino que hasta le resta clientela.

En el Heca están convencidos de lo mismo. En su bar vidriado testigos de cada paso de la obra admiten que hasta ellos mismos pudieron zafar de algún olvido de compra en el híper. Y ni hablar de los familiares de pacientes.

Por ahora todas son versiones que se cruzan contradictorias en el barrio, mientras el deseo generalizado es que los banderines hoy descoloridos y deshilachados que flamean en el frente del Carrefour sean reemplazados por un cartel que diga "reinaugura".

Comentá la nota