Carrazana usó regalías para deudas salariales.

Finalmente, el intendente de Saujil, Lucas Carrazana, decidió tomar fondos de la cuenta de regalías mineras para el pago de una deuda salarial. Aunque el Concejo Deliberante no lo autorizó, Carrazana avanzó con la disposición y argumentó que la medida se dispuso para garantizar la paz social de la comuna. Se trata de un préstamo que el jefe comunal promete devolver con el ingreso de nuevos fondos de coparticipación municipal.
El director de Prensa y Difusión de la Municipalidad de Saujil, Claudio Rodríguez, confirmó a El Ancasti que el intendente decidió tomar $ 260 mil de la cuenta de regalías mineras y transferirlos a la cuenta de gastos corrientes "bajo su exclusiva responsabilidad".

Los fondos mineros fueron usados ayer para pagar la ayuda escolar del período 2009, haberes de funcionarios del Ejecutivo Municipal y Concejo Deliberante que no cobraban desde hace dos meses y pago de becados que acumulaban una deuda de tres meses. Se estima que la comuna tiene 50 becas por las que se paga hasta un monto de $ 300.

Según explicó el funcionario municipal, Carrazana firmó la resolución luego de recibir un dictamen de la asesoría letrada del municipio. "El dinero de regalías- que se encuentra reglamentado por una ley específica -no deja de ser dinero del municipio y ante esta excepcional emergencia económica que se viene viviendo desde finales del 2008 puede ser destinado al pago de sueldos, asignación familiar y pago de becados evitando que se aumente la deuda que se mantenía con funcionarios y empleados".

En los fundamentos, el municipio menciona que los fondos de coparticipación municipal disminuyeron entre un 18 y 20%. "El intendente, bajo su responsabilidad y para mantener la paz social, decidió hacer uso de esta medida de manera transitoria y por emergencia", señaló Rodríguez y agregó que el dinero será reintegrado durante el ejercicio 2009.

Además, la resolución del jefe comunal agrega que la extracción de fondos no implica un perjuicio importante en la cuenta de ingresos mineros porque hay varios proyectos para el uso de los mismos que están paralizados en el Concejo Deliberante .

El jueves último, el Concejo Deliberante había rechazado un proyecto que había enviado el intendente y por el que solicitaba la autorización de los ediles. La concejal Clara Toledo (FCS) rechazó la decisión que tomó el Ejecutivo Municipal al argumentar que debe respetarse la ley que fija que los fondos de regalías mineras deben usarse en proyectos para el desarrollo productivo de la comuna y está prohibido el gasto en usos corrientes.

"Es un hecho grave", calificó y anticipó la posibilidad de presentar denuncia ante el Tribunal de Cuentas. "Conocemos la situación difícil por la que atraviesan los empleados pero no podemos enmendar un error con otro error", opinó y se refirió a la falta de previsibilidad del intendente.

Además, Toledo señaló que recibió informes de la Subsecretaría de Asuntos Municipales que indican que en abril la comuna declaró un costo salarial total de $ 542 mil y recibió ingresos por un total de $ 562 mil, es decir que se cubría la pauta salarial. Además, recibió $ 30 mil del Fondo de Emergencia. "Hay algo mal administrado como para que no puedan cubrir los gastos", indicó.

Comentá la nota