La carpeta de UCAL con una deuda de 29 millones fue la primera que incluirá el fideicomiso.

La carpeta de UCAL con una deuda de 29 millones fue la primera que incluirá el fideicomiso.
La refinanciación de deudas del sector productivo provincial con el Banco Nación incluirá en su primera etapa a la carpeta de UCAL, la única que formará parte de ese primer capítulo pese a estar en gestión judicial. Son 29,2 millones de pesos que bajarán a 9,2 millones por la aplicación de los beneficios acordados con el BNA.
Por eso, ayer el ministro de Economía, Eduardo Aguilar, volvió a defender ese convenio e insistió en considerar que no es conveniente que la planta textil que la cooperativa posee en Barranqueras sea expropiada por el Estado. Aguilar explicó que con la refinanciación de pasivos se abriría la puerta a una reactivación de esa fábrica con gerenciamiento de un grupo empresario de Morón.

Se firma a fin de mes

Aguilar habló de la marcha en general del convenio con Banco Nación, que dio lugar a la creación de un fideicomiso que permitirá refinanciar, y en algunos casos condonar, las deudas de productores con la entidad federal. “Ya lanzamos la operatoria y empezamos a recibir las ofertas de los deudores, que quieren aprovechar alguno de los descuentos, y sobre todo la posibilidad de pagar sin intereses”, dijo.

En cuanto al contrato, dijo que se firmará el 31 de marzo, en Resistencia, con la presencia de directivos del BNA. De las 987 carpetas incluidas en la primera etapa, 801 son de productores agropecuarios. La operación total abarcará a 1.500 productores.

En la reunión mantenida con funcionarios de la entidad bancaria nacional, Aguilar dijo que el caso de UCAL “fue parte fundamental” del diálogo, porque será la primera operatoria en aprobarse pese a estar en gestión judicial.

De por medio está también la ley que aprobara recientemente la Cámara de Diputados disponiendo la expropiación de la planta fabril que UCAL tiene en Barranqueras, una medida que fue considerada “una barbaridad” por el ministro de Economía luego de esa sanción parlamentaria.

Ayer, Aguilar volvió a decir que el tema tiene el veto prácticamente asegurado por parte del Ejecutivo “porque entendemos que esta (la de resolver la deuda vía fideicomiso y buscar un gerenciamiento privado para la industria) es una solución que va a generar más puestos de trabajo y que le va a costar mucho menos a la provincia”.

A esto sumó que un grupo mayoritario de empleados de UCAL “apoya esta solución que estamos promoviendo”, y comentó que el grupo textil bonaerense que en su momento mostró interés por gerenciar la planta mantiene esa intención.

“Ellos tienen la posibilidad de vender un inmueble de Morón, en el que funciona la planta, y mudarían la fábrica a Barranqueras, para retomar lo que era la planta de UCAL. Incluso ofrecimos conversarlo con las comisiones legislativas para que ellos vean esto”, agregó.

Aguilar dijo que la deuda total de UCAL con el Banco Nación, más gastos judiciales y honorarios de abogados, conforma una suma de 29,2 millones de pesos, que la provincia podría renegociarla bajándola a 9,2 millones. “Esos 20 millones de pesos menos son una diferencia inmensa, y aparte también hay una diferencia de 200 puestos de trabajo potenciales. Por eso nos parece una muy buena solución”, insistió.

Comentá la nota