Carné por puntos: Santa Fe prepara la ley de adhesión

El documento para conducir sujeto a su inhabilitación por la acumulación de multas faltas es uno de los aspectos de la nueva reglamentación del gobierno nacional sobre la Ley Nacional de Tránsito. Avances para crear más talleres de revisión técnica obligatoria.

La provincia prepara un proyecto de ley para adherir a Santa Fe a nuevos ítems de la Ley Nacional de Tránsito, como el carné de conducir por puntos tan discutido en Buenos Aires (especialmente por los conductores de taxis, remises y colectivos).

El Ejecutivo santafesino redacta un mensaje para extender a ese aspecto la ya existente adhesión a la norma nacional. Hace diez años, en octubre de 1998, la provincia lo hizo mediante la Ley 11.583. Como ahora el gobierno nacional incluyó nuevas disposiciones en el respectivo decreto reglamentario, es necesaria una nueva norma provincial que las acepte.

La titular de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, Hebe Marcogliese, confirmó que en noviembre será enviado a la Legislatura el respectivo mensaje. Dijo además que el gobierno santafesino estudia en qué aspectos novedosos de la norma nacional sumar a Santa Fe.

Para la Dra. Marcogliese es fundamental que la normativa para los conductores sea una en el país, pero sobre todo que las acciones de control estatales resulten uniformes.

“Más allá de unificar la legislación, que es importante, nos preocupa también coordinar las acciones con otras jurisdicciones. Trabajamos especialmente con la provincia de Buenos Aires y, en el marco de la Región Centro, con Entre Ríos y Córdoba: hoy la normativa ya es bastante homogénea, al menos en los aspectos centrales, pero el problema es que no se toma con la misma decisión la tarea de control y sanción”, advirtió.

“Sin dudas que desde Santa Fe cuestionamos la disparidad normativa, creemos que así se propicia la inseguridad vial, pero también esperamos coordinación entre las provincias”, explicó.

La presidencia de la Nación publicó la nueva reglamentación, “pero sin los anexos que son la base: mientras no tengamos esa información no vamos a poder terminar de armar nuestro proyecto de adhesión a la norma, que igualmente lo tenemos bastante avanzado”, dijo la funcionaria provincial.

Implementación para 2010

El llamado carné por puntos, que parte de la idea de que los conductores habilitados sepan que pueden perderlo si acumulan faltas, es una de las reformas sobre la normativa nacional. Habrá adhesión local sobre este mecanismo, pero con una implementación por etapas.

Estimó que poner en marcha ese objetivo demandará no menos de dos años. Se trata de crear un sistema que permita sumar las multas aplicadas sobre un conductor en distintas jurisdicciones (y eventualmente a cargo de diferentes vehículos), lo que supone la informatización de todos los registros de multas de cada municipalidad y comuna y crear una instancia en la que todos compartan esa información.

Revisión técnica

Marcogliese confirmó que la provincia impulsa una delegación de facultades a las municipalidades para que estas liciten la provisión de los servicios de los talleres de revisión técnica obligatoria (RTO).

La funcionaria anunció en abril que Santa Fe prepara modelos de pliegos licitatorios para que los servicios sean uniformes y comentó que será la provincia la que defina en qué jurisdicciones son necesarias más habilitaciones.

Señaló que los datos sobre el parque automotor, basados en los registros de automotores y el impuesto de patentamiento, determinarán en qué ciudades deben crearse más centros de RTO.

Expresó que los talleres necesitan de cierta demanda para que la actividad les resulte sustentable y que ese mecanismo de control no pueda quedar en manos de la libre concurrencia.

Subrayó que el objetivo es que sean uniformes la calidad del servicio, de los controles y su costo. Ante una consulta de El Litoral confirmó que hoy “no son del todo iguales” esos aspectos, sino que subsisten “pequeñas variaciones” cuya corrección se propone con las licitaciones.

Comentá la nota