Carlotto: "Abuelas de Plaza de Mayo no consentirá esta medida de prueba ilegal"

La titular de la entidad de Derechos Humanos cuestionó el procedimiento realizado a Marcela y Felipe Herrera Noble, quienes fueron sometidos a la extracción de sangre en la Morgue Judicial. "El juez transgrede a sabiendas las leyes", apuntó.
La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, afirmó este martes que la organización "no consentirá esta medida de prueba ilegal ni que se realicen excepciones a la ley", al referirse a la toma de muestras de sangre a los hijos adoptivos de la dueña del Grupo Clarín, Ernestina Herrera de Noble, realizada en la Morgue Judicial.

Al leer un comunicado, Carlotto precisó que "se interpondrán los recursos legales correspondientes a fin de garantizar que de una vez por todas se realice una investigación eficaz e independiente" para determinar si Felipe y Marcela Noble son hijos de desaparecidos.

Estela de Carlotto consideró que el juez federal Conrado Bergesio "transgrede a sabiendas las leyes" al interpretar la resolución por la que dispuso que los hijos de la dueña del Grupo Clarín realizaran sus exámenes de ADN en la Morgue Judicial, en lugar del Banco Nacional de Datos Genéticos.

"Es una decisión política ideológica de un juez que transgrede a sabiendas las leyes", señaló Carlotto en rueda de prensa.

Agregó que "no puede ignorar llevando adelante una causa tan significativa como ésta" y reiteró que el organismo que preside recurrirá al Consejo de la Magistratura para denunciar la "ilegalidad".

La toma de muestras de sangre a los hijos adoptivos de la dueña del Grupo Clarín, Ernestina Herrera de Noble, fue realizada pasadas las 10 de la mañana en la sede de la Morgue Judicial, de Junín 760. Así lo confirmaron el abogado de Felipe y Marcela Noble, Jorge Anzorreguy, y el representante de Abuelas de Plaza de Mayo, Mariano Gaitán, tras retirarse del edificio cerca de las 11.

Los hijos adoptados la dueña del multimedios Clarín, ingresaron este martes junto a los letrados al edificio para someterse a la extracción que permitirá conocer si existe compatibilidad sanguínea con dos familias que buscan a sus nietos apropiados en la dictadura. La asociación Abuelas de Plaza de Mayo exigía que se haga en el Hospital Durand, donde funciona el Banco Nacional de Datos Genéticos.

Los estudios se llevarán a cabo tras el pedido de la Cámara Federal de San Martín, que la semana pasada ordenó al juez federal Conrado Bergesio tomar "de inmediato" las muestras genéticas.

El lunes, en una decisión tan inédita como ilegal, el juez Bergesio dispuso que se les tome muestras de sangre de Marcela y Felipe Noble Herrera, en la causa que debe determinar si los bebés adoptados en 1976 por la dueña de Clarín son hijos de desaparecidos. Además de la violación a la ley que regula el Banco Nacional de Datos Genéticos, Abuelas de Plaza de Mayo denunció que la medida tiene otras irregularidades: la notificación a la querella llegó menos de 24 horas antes y por teléfono. La escasa anticipación impidió al organismo apelar la resolución y presentar un perito de parte que controle la obtención del ADN. "La medida es ilegal e ineficaz y sólo dilatará más el descubrimiento de la verdad, prolongando el sufrimiento de las víctimas", señalaron desde la asociación que preside Estela de Carlotto.

Hace sólo dos meses, el Congreso Nacional dictó la ley 26.548. La norma dispone expresamente que cuando se investiga si una persona es hija de desaparecidos los análisis de ADN deben efectuarse exclusivamente en el Banco de Datos que funciona en el Hospital Durand, pues este organismo cuenta con las muestras genéticas de las familias de los desaparecidos y realiza los estudios en forma directa.

Comentá la nota