Carlos Verna: "No pidan el ADN partidario, los necesitamos a todos"

El ex gobernador y candidato a sernador nacional del PJ, Carlos Verna, dijo anoche -durante la apertura de la base de operaciones en Santa Rosa- que no era el momento de decir un discurso de barricada. Pero no cumplió: "vayan a buscar el voto casa por casa. No pidan el ADN partidario: los necesitamos a todos. Y si no les gustan los nombres, que nos voten por la Patria y el movimiento".
Con esas palabras terminó su discurso en el que junto a otros candidatos, Cristina Regazzoli y Gustavo Fernández Mendía, y el propio gobernador Oscar Jorge, convocaron a todas las líneas internas del peronismo.

Fue durante la inauguración del local central de campaña del PJ para las elecciones del 28 de junio, que funcionará en la esquina de Luro y Argentino Valle, la ex sede de los juegos de la Araucania.

Hubo claros matices entre los discursos de Verna y de Fernández Mendía. El ex interventor de Santa Rosa apenas nombró una vez a Verna. Pero si dedicó varios minutos a reconocer los valores del apellido Regazzoli al hablar de Aquiles y de "nuestra Cristina". "Es un símbolo de honestidad, humildad", dijo. En la primera fila aplaudía Miyi Regazzoli, que parece haber dejado atrás sus rebeldías y se alistó en el PJ oficial.

Fernández Mendía chicaneó a los partidos de la oposición. "Nosotros no somos la Alianza no positiva", disparó. "No tenemos que hablar como Landriscina ni ponernos boinas. Somos la quinta generación de una familia del campo, hace 125 años que vivimos del campo", dijo el ex ministro de Bienestar Social. "Pero nuestra identidad es peronista", matizó seguidamente.

También marcó distancia con el kirchnerismo: "no venimos a enfrentar al que tiene campo con el que no tiene campo". Después dijo que iría al Congreso a "defender a La Pampa y al Gobierno nacional". Esta última parte no figura en los afiches de la candidatura de Carlos Verna, quien promete "defender a La Pampa".

Después fue el turno de Cristina Regazzoli. Reconoció que no es de hacer grandes discursos, lo que quedó en evidencia. "Tenemos el mejor candidato a senador nacional", dijo la actual ministra de Bienestar Social.

Regazzoli también evocó a su padre Aquiles, y además se presentó como una "militante" que nunca perteneció a ninguna línea interna. "Trabajé con todos", dijo. Por eso convocó a todos los militantes a dejar de lado la confrontación y buscar "casa por casa" el voto.

En relación a su propuesta dijo que irá al Congreso a trabajar en políticas que "generen trabajo" porque reconoce las dificultades para llegar a fin de mes.

El gobernador Oscar Jorge llegó una vez que se iniciaron los discursos. Tenía una campera clarita. Elogió a Carlos Verna y destacó la importancia que llegue el Senado: "el sabe como conseguir los recursos". Definió esa posibilidad (que Verna sea senador) como "trascendente". Además destacó que pasó por todos los cargos: intendente, senador nacional y gobernador. "Fue un excelente gobernador", dijo.

Después llegó el turno de los elogios de Jorge a Cristina Regazzoli. "Está llevando a cabo una muy buena gestión. Hablamos del impacto que va a tener en el Gabinete", dijo Jorge. Paso seguido le dijo, con un sonrisa y mirando a Verna: "Te la devuelvo Carlos....".

Finalmente invocó un lugar común: "recuerden lo que decía el General Perón para un peronista no hay nada mejor que otro peronista".

Carlos Verna cerró los discursos. Dejó de lado su postura procampo que ensayó al desembarcar con su candidadura. Tiró una chicana a la alianza que encabeza el radicalismo: "tenemos a Cristina y Gustavo que son de Santa Rosa. No es poca cosa tener dos candidatos de la capital. Otros se olvidaron", dijo.

Explicó porqué ahora habla de una ley de coparticipación, y durante 10 años en el Senado nacional no la impulsó. "Los gobernadores firmaban Pactos Fiscales y nosotros defendíamos los recursos en el presupuesto. Después vino la Alianza y estalló la institucionalidad. Que íbamos a repartir si no había nada", dijo a modo de argumento.

Comentá la nota