Carlos Selva: "Tengo menos peso para exigir obras"

En un encuentro con los medios adelantó que corrían riesgo las obras anunciadas en Mercedes • "Yo estoy leyendo lo que la gente me dice que lea, y el gobierno nacional también va a leer", opinó.

Carlos Selva

Es llamativo como –desde el poder- se busca entender el resultado de una elección sin siquiera hacer un mea culpa.

Llama la atención que un dirigente como Carlos Selva, quien llegó al municipio tras ingresar al HCD siendo casi un desconocido y que logró entender los cambios que se venían, llegue a buscar las explicaciones de la derrota en el otro.

El miércoles por la mañana el intendente convocó a un encuentro con los medios por el tema de la Gripe A pero antes brindó algunas opiniones sobre el resultado del domingo. Dijo algo que todos sabían "la gente no cortó boleta". Y por ello se transformó en una elección "muy particular".

"Nosotros pusimos en juego trabajo y esfuerzo", dijo y aseguró que los candidatos de la lista oficialista "son personas que han asumido responsabilidades para trabajar a favor de la comunidad. No estuvo la consideración de la gente a esa situación de ponderar lo que Fito (Príncipi) hace en el hospital o Marita (Benítez) en el Consejo Escolar", opinó Selva y puntualizó "la realidad es que hubo un arrastre innegable. La elección fue exageradamente pareja, como jamás se vio en Mercedes", afirmó. "Nosotros esperábamos que hubiera una paridad pero que nos favoreciera en el resultado electoral. No fue así y hay que respetarlo. Pero las preguntas quedan: ¿Por qué la gente no valoró el esfuerzo y el trabajo y decidió por gente que no conoce, en algunos casos?".

Selva parecería entender que los únicos que se esfuerzan por la ciudad son ellos: o sea los integrantes de su equipo; los demás no hacen nada. Y además lamenta que la gente no valore el esfuerzo que ellos hacen. Pero más se lamenta que la gente se decida por gente que no se conoce tanto como los integrantes de su equipo. Entonces parece abonar el dicho: más vale malo conocido que bueno por conocer.

Está claro: Selva no entiende que la ciudadanía no ve en la gestión de gobierno las mismas virtudes que él cree encontrarle. Si fuese así, los ciudadanos harían lo que han aprendido a realizar: cortar la boleta.

Positivo

A pesar de todo ello, en ese encuentro con la prensa Selva admitió: "Yo soy responsable como todos", aunque luego volvió a trasladarle la responsabilidad al elector. "Todo lo que está hecho es muy difícil de superar. Nuestra capacidad llega hasta ahí. Hemos revertido la situación cultural, política, el enfoque que se tiene sobre Mercedes, la consideración y ponderación como ciudad de nuestra administración tanto en el gobierno provincial como nacional. A nuestro municipio lo podemos mostrar como solvente, bien organizado y administrado más allá de todas las discusiones que se quieran dar. Estamos mucho mejor hoy en cuanto a administración que cuando asumí la responsabilidad de la municipalidad. No se valora, a lo mejor, como uno pretendería", se lamentó.

Negativo

Selva no quiso dar el brazo a torcer: "se puso en juego un modelo", afirmó y recordó que De Narváez "dos días antes de las elecciones dijo que hay que reducir el gasto público. Esto significa las obras que tenemos planteadas en Mercedes y en el resto de las ciudades", estableció como dando por sabido que el gobierno nacional realizará los recortes en ese área. "Están pidiendo una lectura del resultado electoral y esta es matemática: hay que reducir el gasto público y la inversión si fuera que el gobierno le da la razón al resultado electoral. Yo espero que no, que sigan las inversiones, que se trate reactivar la economía a través de la obra pública porque se favorece no solo la calidad de vida de los mercedinos. Pero ellos (por quienes eligieron a Unión Pro) votaron otra cosa: que no le importaban las obras y una remodelación del hospital. Sino nosotros hubiéramos tenido mayor respaldo", dijo.

Respecto a la posibilidad de que vengan más obras, Selva dijo "tengo todos los convenios firmados para que las futuras obras se hagan, pero menos peso político para exigir las obras porque la gente de Mercedes consideró que no teníamos que tener respaldo. Yo estoy leyendo lo que la gente me dice que lea, y el gobierno nacional también va a leer. No es una cuestión de castigos pero se planteó un cambio de modelo que es la reducción de los gastos públicos. Ojalá el gobierno siga con el modelo que está", concluyó.

Comentá la nota