El día que Carlos Quintana se enojó

Las legislativas del 2009, sin duda alguna, serán catastróficas para muchos diputados que se encuentran ansiosos por renovar sus bancas. En el caso de La Plata, la situación se presenta cada día más conflictiva, por la numerosa cantidad de candidatos y el escaso lugar en las listas.
Durante este año, Gabriel Bruera, Carlos Castagneto, Raúl "Cabezón" Pérez y hasta incluso Jorge Campanaro, competirán en una interna que ya deja entrever serios cruces.

Para integrar dicha lista, la que seguramente permitirá entrar a no más de dos diputados provinciales, también está en carrera el legislador y secretario de UPCN, Carlos Teodoro Quintana.

Según se comenta en los pasillos de la gobernación, Daniel Scioli le habría pedido al dirigente gremial que renuncie a la idea de renovar su mandato. Esto, al parecer, no le habría caído nada bien al actual diputado oriundo de La Plata.

En ese sentido, Carlos Quintana ideó un plan para paralizar la provincia, razón por la cual un alto porcentaje de los empleados bonaerenses se hallan de paro, hace ya varias semanas.

Del kirchnerista, presidente de la comisión de Trabajo en la Cámara Baja bonaerense, se ha oído de todo: "Nunca terminó la educación primaria", "tiene una fortuna injustificable" o "siempre jugó la personal". La única certeza, en relación a esto último, es que Quintana parece no estar de acuerdo con la política del gobernador Scioli, y poco le importa actuar en detrimento de la gestión para sacar provecho de intereses personales.

Comentá la nota