Carlos Paz: no prosperarán los 3 pedidos de juicio político en el Concejo de Representantes

No está reglamentado aún el proceso de destitución. Tampoco habría votos suficientes en la Sala de Acusación. Cansado de la situación renunció el edil radical Oscar Sépola.

VILLA CARLOS PAZ - Aunque la bancada oficialista de concejales está quebrada, es casi un hecho que no prosperarán los tres pedidos de juicio político presentados en los últimos días contra el intendente Carlos Felpeto, el presidente del Tribunal de Cuentas, Rolando Rodríguez, y seis de los once integrantes del Concejo de Representantes.

El cuerpo legislativo municipal que ayer sufrió un fuerte impacto institucional por la renuncia a su banca del titular del bloque radical Oscar Sépola, se ha visto desbordado en las últimas semanas por un paulatino proceso de judicialización de la actividad de gobierno, con la presentación de distintas solicitudes de juicio político de parte de sectores opositores.

El primer proceso fue iniciado por integrantes de un núcleo interno radical en contra del presidente del Tribunal de Cuentas Rolando Rodríguez ,por haber avalado el pago a empleados becados del municipio, sin respetar supuestamente los mecanismos contemplados en la Carta Orgánica.

Posteriormente, el viernes pasado ingresaron otras dos solicitudes. Los dirigentes y candidatos del “Movimiento por la Justicia Barrial”, Carlos Ochova y Raúl Heredia, pidieron juicio político contra el intendente Carlos Felpeto, por supuesto mal desempeño en sus funciones. Lo acusan de no haber firmado el convenio con el Tribunal Superior para conformar la Junta Electoral Municipal que debió haber supervisado la frustrada elección del defensor del Pueblo, y de haber vetado la ordenanza que estableció las partidas presupuestarias para ese comicio.

El otro pedido fue formulado por Liliana Bina y José Luis Rigazio, dos de los postulantes a defensor del Pueblo que tiene la ciudad. Este procedimiento tuvo como destinatarios a los seis concejales que aprobaron, semanas atrás, el convenio por el cual se autorizó la construcción de un ducto para trasladar agua del lago San Roque hacia un country ubicado sobre la Autopista Justiniano Posse y para abastecer simultáneamente a diferentes sectores de la ciudad. Bina y Rigazio aseguraron que los seis ediles- Luis Morcillo Suárez, Analía Peláez, Ana Chiodi, Alejandra Villafañe, Margarita Gallardo y Oscar Sépola- no cumplieron con sus deberes de funcionarios público al aprobar por simple lectura dicha normativa, y no en doble sanción como supuestamente exige para estos casos la Carta Orgánica.

Más allá de la pirotecnia mediática generada por estos pedidos de juicio político, es muy difícil que los mismos prosperen.

En primer lugar, porque aún no fue reglamentado por ordenanza este instituto creado por la Carta Orgánica Municipal, con graves fallas de redacción. Cualquier persona puede solicitar el juicio y si ese proceso involucra a los ediles que integran la Cámara Acusadora, éstos deben ser reemplazados por los suplentes, que hipotéticamente podrían tener interés en que prospere el juicio, para asumir en forma definitiva.

Como consecuencia de esta situación, que ha enrarecido el clima político e institucional en el órgano legislativo, Sépola decidió ayer dar un paso al costado, renunciando a la banca para la cual fue electo el 15 de abril del año pasado. En el texto de su dimisión, elevada al presidente del Concejo de Representantes Luis Morcillo Suárez, el joven concejal señaló que “la política actual es un reducto de odios, rencores, egoismos y broncas.

Algunos dirigentes la han convertido en una carrera por ocupar cargos, dañando a sus adversarios sin importar cual es el daño causado a ellos y a sus familias por no pensar de la misma manera”.

En otra parte de la nota, Sépola expresó su preocupación por el estado de sangría permanente de su partido y agregó que la UCR está obligada a corregir errores y a asumir el compromiso social pactado con los votantes”. Finalmente, concluyó que renuncia a la banca como un gesto mediador para superar esta situación que ha afectado la imagen de la UCR.

Más allá de que aún resta la formalidad que el plenario del cuerpo trate la renuncia de Sépola, es un hecho que ayer dejó de ser uno de los once ediles.

Su lugar será ocupado a partir de hoy por Daniel Velásquez, ex presidente del Concejo Deliberante en la anterior gestión de gobierno de Carlos Felpeto.

Comentá la nota