Carlos Martínez cruzó duro a Hugo Coria

"Creí que Coria era representante de los legislativos, no de los legisladores de la Alianza", afirmó el diputado oficialista, y agregó que el dirigente gremial hizo "una guachada" al hacer público su recibo de sueldo. Explicó que una parte de su sueldo la dona al movimiento Barrios de Pie.
Tras la declaración de Walter Obes sobre los aportes monetarios que hacen los dirigentes de Barrios de Pie y de Libres del Sur para el sostenimiento de la aquélla, el diputado provincial Carlos Martínez se refirió en duros términos a las expresiones del secretario general del sindicato de los legislativos, Hugo Coria, que lo había acusado de "mentir" con respecto al sueldo que percibe. "Ciertos dirigentes que dicen representar a los empleados legislativos, parecen representar a los legisladores de la Alianza", aseguró.

"Ante los reiterados ataques de que soy objeto a través de los medios de comunicación por parte del Sr. Hugo Coria por el solo hecho de haberme negado ha aumentarme los gastos de representación legislativa, en mi carácter de diputado del Chaco me veo en la obligación de aclarar ante la opinión pública que:

1) Nunca he percibido como salario de bolsillo por mis funciones como legislador más de cuatro mil pesos mensuales, ya que el remanente establecido como gastos de representación y dieta de diputado lo dono a la organización Barrios de Pie de la Provincia del Chaco. Similar conducta observé en ocasión de desempeñarme como Subsecretario de Derechos Humanos de la Provincia, donde si hubo un "aumento" del 300% en los sueldos de los funcionarios, a mi no me tocó, puesto que mis ingresos de bolsillo jamás superaron los tres mil pesos mensuales, donando el remanente a la organización de la provengo.

2) Con el trabajo de mi esposa, profesional universitaria, y con el mío, docente, nos procuramos el sustento material para nuestra familia. No vivo de la política y nunca viví ni viviré de ella. No tengo parientes trabajando conmigo en la función pública ni intercedí jamás en "favores" para alguno de ellos. Cuando comencé mi militancia hace mas de veinticinco años lo hice por una profunda vocación de servicio y no he cambiado un ápice mis convicciones en ese sentido.

3) El Sr. Coria muestra mi recibo de haberes (¿Cómo lo consiguió?) y me acusa de mentiroso porque en el comprobante dice que mis ingresos son de seis mil setecientos pesos y yo digo que gano cuatro mil. Que dono gran parte de mis ingresos mi organización lo sabe desde siempre y eso es lo que vale. Para nada me interesa lo que opine el Sr. Coria, ya que a él seguramente le cabe lo que dice el refrán popular: "El ladrón siempre cree que todos son de su condición "

4) Sobre el resto de los gastos que me imputa, son los comunes a todos los legisladores destinados al cumplimiento de nuestras funciones. En el caso de la partida de sostenimiento, es el presupuesto mínimo para que funcione un bloque y lo que se gaste debe acreditarse con factura, no son gastos reservados y obligatoriamente deben rendirse mensualmente. En cuanto a los contratos de mi bloque son de asesores necesarios para cumplir mi actividad como legislador y no hay ninguna discusión acerca de la necesidad de ellos, más tratándose de un bloque unipersonal que debe abordar con un diputado el trabajo parlamentario.

A lo mejor el Sr. Coria este tema lo tiene muy susceptible por lo que se dice en los pasillos de algunos contratos que supuestamente le habría dado la presidencia de la Cámara, y de la cual se tiene poca información, pero que él debería aclararlo en aras de la transparencia.

5) Creí que Coria era representante de los legislativos, no de los legisladores. Por su confusión de roles, por error infantil o para hacer una "gauchada" a algún que otro bloque de la oposición se prestó al circo politiquero semanal de la Alianza, cuando no podía ignorar que había una propuesta por parte de los bloques unipersonales y del PJ de solucionar el blanqueo a los trabajadores sin aumentar los ingresos de los diputados. Porque no quiso esta última y verdadera solución habrá que preguntarle a el . Tal vez lo haga por convicción, tal vez deba devolver algunos favores a la actual presidencia de la Cámara. El tiempo dirá.

6) RATIFICO ante el pueblo del Chaco, y teniendo en cuenta el grave momento que atraviesan sobre todo los sectores mas humildes de la provincia mi decisión de no convalidar con mi voto aumentos destinados a legisladores".

"El movimiento Barrios de Pie y Libres del Sur son la unión voluntaria de compañeros y compañeras de distintos sectores, fundamentalmente los más humildes. Nuestro objetivo principal es transformar la realidad en la que vivimos, y en ese sentido todos los militantes y los dirigentes de nuestra organización transitan bajo esa norma no sólo desde el punto de vista político sino también económico. Absolutamente todos nuestros dirigentes que ocupan lugares dentro de las instituciones del Estado realizan un aporte para el sostenimiento de nuestra organización; con eso cubrimos los 16 locales que mantenemos en toda la provincia, un centro de capacitación y todo tipo de demandas organizacionales", puntualizó Walter Obes, coordinador provincial de Barrios de Pie y encargado de hacer las primeras definiciones.

Luego, en diálogo con la prensa, aclaró otros puntos: "Sobre la posibilidad de haber resuelto el blanqueo salarial sin aumentar los gastos de representación de los diputados, ésta existió y el Sr. Coria estuvo al tanto, y por supuesto era una posición de los bloques unipersonales y del Bloque del Partido Justicialista, tal como lo hizo conocer el diputado Sánchez ayer y anteayer en los portales digitales. La Alianza se negó a esto dos semanas atrás, porque le es útil instalar todas las semanas, con su estrategia de ametralladora política, el desgaste permanente a la gestión del gobierno provincial, aún a costa de los intereses de los trabajadores".

También habló de una foto publicada en el portal Chaco On Line, en la que se lo vio junto a Hugo Coria: "Cualquier persona, cualquier ciudadano y sobre todo los trabajadores legislativos, han tenido siempre las puertas abiertas de mi bloque; es decir que en cualquier momento ellos hubieran podido hablar conmigo sin ningún tipo de audiencia; no entiendo por qué el Sr. Coria me detiene en la puerta y me plantea que lo que él quería era que tratáramos el tema este miércoles, porque no estaba en el Orden del Día, pero que él ya sabía que iba a ser vetado".

Por último repitió: "Nadie les puede creer a estos señores. Lo cierto es que ciertos dirigentes que dicen representar a los empleados legislativos parecen representar a los legisladores de la Alianza y se prestan a esto que yo considero los ejercicios preliminares del debate y la lucha por la presidencia de la Cámara. Hay que tener mucho cuidado de no partidizar los conflictos cuando se trata de los intereses de los trabajadores".

Comentá la nota