Carlos Plá inculpó a camaradas de armas e inclusive a la Fiscal y a su antiguo abogado

Carlos Plá inculpó a camaradas de armas e inclusive a la Fiscal y a su antiguo abogado
San Luis (Pelr) Tal como lo anticipara este medio luego de conocerse extraoficialmente la primera declaración del coronel Fernández Gez, en este juicio se rompieron los pactos de silencio y los militares que en 1976 tenían las mayores responsabilidades en la conducción de la provincia, "prendieron el ventilador" y se acusaron mutuamente.
Ayer, Carlos Esteban Pla, en una indagatoria de alrededor de tres horas, responsabilizó a la plana mayor del Comando de Artillería 141 que actuaba en 1976 por las dos muertes de las personas acribilladas en las Salinas del Bebedero. La jornada terminó cerca de las 20. Hoy seguirá declarando desde las 10 de la mañana.

Pero también cargó muy duro contra quien fuera su abogado, Daniel Mercado (actualmente defensor de Fernández Gez) a quien acusó de actuar en connivencia con la fiscal Federal Mónica Spagnuolo, para presuntamente hacerlo cargo de todas las responsabilidades o buscar una condena menor a partir de "entregar" al resto de los que intervinieron en la comisión de estos delitos de lesa humanidad.

Pla dijo que fue el propio Mercado quien le dio una versión mejorada de lo que el coronel Dana le había hecho conocer sobre los hechos de las Salinas, que lo inculpaba al propio Dana.

Contó que en una oportunidad Dana le había dicho: "Jefe, que garrón que se está comiendo", en relación a que en la causa se lo apuntaba a él como el autor material de la muerte de Graciela Fiochetti. En esa oportunidad, mientras estaba profugo de la justicia, su camarada de armas, para su sorpresa, le confiesa que el hecho había sido realizado "por la Plana Mayor (del Comando) para que Fernández Gez se comprometiera".

Luego, dijo que en la versión que da ante la Fiscal Federal Mónica Spagnuolo, Mercado, que en ese momento era su abogado defensor, le dice que ponga a Dana en la escena del crimen, como el que hace los disparos que rematan a la chica de La Toma y al muchacho que la acompañaba.

Remarcó en varias oportunidades que Mercado le había dicho que su contacto en San Luis era la Fiscal, ya que habían sido compañeros estudios.

Otro de los que cae en la volteada de Pla, es el actual camarista provincial Carlos Guillermo Maqueda, en ese entonces asesor legal de la policía, que fue quien aconseja enterrar como NN a Graciela Fiochetti, a pesar de que había un reconocimiento parcial y estaba en marcha las fichas dentarias para conseguir su identificación.

"No se pudo demostrar que fuera ella, por eso se enterró como NN", dijo en un momento Pla refiriéndose a Graciela Fiochetti, argumentando que su tio no la había reconocido y que su hermana no había podido reconocer su cara. En lugar de esperar uno o dos días que llegaran las fichas dentarias, se ordenó su inhumación como NN, pero la orden de hacerlo se la cargó en las espaldas de Fernández Gez. "El que ordenó está sentado ahí", dijo señalando hacia el viejo coronel.

Cronológicamente, la declaración de Pla tuvo varios ejes: primero, frente a una especie de pizarra fue haciendo un croquis de como era e organigrama del Ejército en aquel momento, las responsabilidades de cada sector, sus interdependencias y responsabilidades.

Según esa detallada exposición, tanto el GADA y el Comando no eran ajenos y tenían conocimiento de todo lo que ocurría en la llamada "guerra contra la subversión".

El otro momento de su exposición estuvo dedicado a rescatar su propia figura como un demócrata, en donde sus padres, militantes políticos que tuvieron representación en organos republicanos de gobierno en períodos democráticos, fueron su sostén y el resto de su familia que también actuó en acciones soliarias con la sociedad.

El otro eje de la declaración estuvo dedicado a sus compañeros de armas que durante la dictadura fueron sus superiores.

Dijo que Juan Carlos "Moreno mintió" en su declaración ante el Tribunal, lo mismo que Guillermo Daract. Los tildó de "Cobardes que no saben decir la verdad" y dijo que no esperaba una reacción de ese tipo en "caballeros de armas". Pero también pegó duro a Osarán y a Quiroga por desvirtuar la verdad ante el tribunal.

Otro tramo estuvo dedicado a desvirtuar el hecho de que se haya tratado de un plan sistemático y utilizó el ejemplo de la guerra de las Malvinas para demostrar que ni siquiera allí hubo planificación ni sistematización.

Aseguró que al tema de los desaparecidos recién lo conoció en 1978 cuando estuvo en la Escuela de Guerra y que en ese momento él y otros militares esperaban que el general Rafael Videla dejara el poder, pero que "los intereses" de quienes lo acompañaban en la aventura dictatorial "pudieron mas" y el gobierno se prolongo hasta 1983.

Hubo varios capítulos que fue entremezclando en su exposición, en donde se dedicó a desvirtuar la declaración de algunos testigos en la causa, particularmente los dichos de Víctor Fernández sobre sus torturas y dijo que "andaba cebando mate" a los policías y que una de las hermanas Garraza se la podía ver "tomando sol" en el patio de la policía.

Tambien le dedicó un capítulo al padre de Pedro Ledesma, sobre el reconocimiento que hizo de él cuando le arrebataron a su hijo. "Mentiroso" o "no es así" le gritó desde el público el padre de Pedro en dos o tres oportunidades. "Lo entiendo, yo también haría lo mismo si me hubiera ocurrido lo mismo con un hijo", dijo Pla tratando de mostrarse comprensivo con el hombre que busca a Pedro desde hace 32 años.

Si bien había anticipado que no contestaría a preguntas de la querella, finalmente accedió y respondió selectivamente.

Lo que en un momento dejó en claro, aunque no lo dijo en forma explícita, es que los únicos que tenían edad para purgar pena en cárcel común era él y "el cabo Orozco", porque los demás, que para él tienen toda la responsabilidad, a lo sumo irían a su casa a cumplir prisión domiciliaria debido a su edad.

Dio la sensación de que quería llevarselos puestos a todos los que tuvieron responsabilidades durante la denominada guerra contra la subversión.

Quedó en claro también que la muerte y la desaparición que reinaba por aquellos días en el país y particularmente en la provincia, fue ejecutada por las fuerzas armadas y la policía.

Comentá la nota