Carlos Fernández espera una decisión del partido, para, eventualmente, recurrir a la Justicia Electoral

La Junta Electoral partidaria podría expedirse hoy. De no atender sus impugnaciones por fraude, Fernández se tiene fe para que lo haga la Justicia. El candidato a senador dijo sentirse ampliamente apoyado.
Carlos Alberto Fernández continúa a la espera de la resolución de su candidatura a senador provincial, que sufrió un traspié por el "burdo fraude realizado en el Partido de la Costa".

Anoche, desde la Capital Federal, donde aguarda un pronunciamiento inminente de la Junta Electoral partidaria, describió a El Eco de Tandil la marcha del proceso y se manifestó esperanzado de que, en última instancia, sea la Justicia Electoral la que confirma la candidatura que, entiende, ganó legítimamente en las urnas.

Fernández, agradeció "las manifestaciones de solidaridad que me han hecho llegar a través de mensajes, correos electrónicos, llamadas telefónicas y personalmente".

Sobre los pasos dados hasta el momento en defensa de lo que consideró "un claro triunfo electoral que tropezó con una maniobra ilegal de mi contrincante", explicó: "Se trata de un proceso y hay que ir agotando instancias. La primera de ellas frente a la Junta Electoral del Distrito de la Costa, lo cual ha sido enormemente complicado porque se niegan a recibir cualquier documentación, justamente para dificultar cualquier ejercicio del derecho de defensa".

A pesar de esas piedras en el camino, "gracias a un amigo, el presidente del comité radical de la Costa, hemos logrado sortear con bastante éxito esa etapa, ya que él nos recibió toda la documentación en tiempo y forma e informó a la Junta Electoral Provincial de la UCR sobre las anomalías y la imposibilidad de funcionamiento de la Junta local".

La marcha del proceso

Luego de ese proceso, Fernández recurrió "en apelación a la Junta Electoral Provincial. Obviamente es una instancia más política que jurídica, pues responde mayoritariamente a (Leopoldo) Moreau. No obstante, no pierdo las esperanzas de obtener un resultado favorable en esta instancia, teniendo en cuenta lo burdo del intento de fraude y la documentación aportada al expediente que está en tratamiento hasta ahora, que es toda la que nosotros hemos aportado, sin que se registre ningún aporte por parte del distrito de la Costa".

En ese sentido, en la víspera presentó un pedido de pronto despacho, para que el órgano partidario deje de dilatar el proceso. Se espera que hoy mismo tome la determinación.

Pero si eventualmente la Junta Electoral provincial fallara en contra de las impugnaciones que presentó Fernández en tiempo y forma -"recorriendo para ello varios cientos de kilómetros con la inestimable colaboración de muchos amigos que me han acompañado y ayudado"- se agotaría la instancia partidaria y el candidato podrá recurrir en apelación a la Justicia Electoral, "que es donde tenemos las mayores chances por la solidez de las pruebas que hemos logrado reunir".

Los apoyos

Pero además de accionar para que se reconozca su triunfo electoral, el jefe de Gabinete del Gobierno L pretende que la Justicia caiga con la fuerza que corresponde sobre quienes impulsaron lo que considera lisa y llanamente un fraude. "He hecho una denuncia penal por Falsificación Ideológica de Instrumento Público, porque resulta imprescindible sanear definitivamente nuestra institución".

En esa línea, recordó sus dichos de la campaña interna: "Debemos construir un nuevo radicalismo, cambiar sus prácticas y acciones, para recuperar la confianza de la gente".

Fernández comentó asimismo que habló sobre el tema "con el presidente y secretario general del Comité de la Provincia de Buenos Aires; con los dirigentes provinciales Ricardo Alfonsín y Juan Manuel Casella y con todos los dirigentes de la Quinta Sección que me acompañaron en cada distrito. Y a todos les pareció muy bien esta actitud, que decididamente alentaron, para que situaciones de estas características cuasimafiosas no se repitan nunca más, lo que tornaría imposible la democracia interna en nuestro partido".

Por último, hizo un especial reconocimiento a "los 30 amigos que concurrieron como fiscales a la Costa y tuvieron que soportar amenazas de muerte, de agresión física y pasar por momentos sumamente difíciles".

Comentá la nota