Carlos Fernádez apelará el fallo de la Junta Electoral que dio ganador de la interna radical a Honores

El viernes por la tarde Carlos Fernández viajó nuevamente a Buenos Aires a los fines de presentar la apelación ante la Justicia de la Junta Electoral Partidaria, en la cual se ha aceptado por tres votos la anulación de 734 votos fraudulentos en el Partido de la Costa. En tanto, un voto disidente sostiene que la anulación debe ser de 1186 votos.
Al respecto Fernández se mostró confiado en primer lugar por el reconocimiento de la Junta Partidaria Electoral de la denuncia por irregularidades en el Partido de la Costa.

Entre los argumentos esgrimidos para aceptar las irregularidades el candidato local destacó que el fraude fue a partir del cambio sin notificación de los lugares de votación lo que torno inviable formas de control de los comicios.

"Mandamos una delegación de Tandil para controlar y se encontraron con escuelas cerradas donde efectivamente se deberían hacer los comicios y el mismo día se cambiaron las escuelas donde se iba a realizar la votación" y continuó "da la casualidad que en los lugares donde hubo control se registraron unos 2 votantes por mesa y en donde no hubo control posible figuran unos 130 votantes por mesa".

Con las pruebas reunidas Fernández asegura que ese triunfo seria el resultado de un voto fraudulento "estoy absolutamente convencido de que con las pruebas que hemos reunido la Justicia me va a dar finalmente la razón".

De esta manera el candidato mantienen las expectativas en alto y una vez presentada la apelación resta esperar el fallo de la Justicia "no soy especialista pero tengo entendido que la Justicia se toma 72 horas para actuar así que la semana que viene tendría que estar la definición".

Fernández aseguró estar dispuesto a llegar a las últimas consecuencias para demostrar el fraude, fundamentalmente por el respeto a los miles de votantes que se acercaron a apoyar la propuesta de la UCR local.

Comentá la nota