En Carlos Paz, los departamentos les restan gente a los hoteles

En Carlos Paz, los departamentos les restan gente a los hoteles
Empresarios dicen que hay mucho turismo, pero no en los hoteles. Apuntan a los nuevos edificios, que se multiplicaron en la última década y variaron la oferta.
La Terminal de Ómnibus de Carlos Paz es un hormiguero. Gente que baja con bolsos de los colectivos de larga distancia, grupos de jóvenes sentados en el piso esperando algún traslado, trabajadores de boleterías que no dan abasto. En los balnearios se ven muchos turistas. El tránsito, complicado. Y los espectáculos que pican en punta en la taquilla trabajan muy bien.

Sin embargo, la ocupación hotelera estaba el domingo en un 73 por ciento, por debajo de las expectativas. Y habría bajado algunos puntos en la semana. ¿Qué está pasando? Puede que haya más de una respuesta. Los hoteleros ensayan dos: el auge del alquiler por Internet y el boom de la construcción de departamentos en la ciudad en la última década.

Jorge Pomponio, presidente de la Asociación Hotelera, resumió: “La impresión es que hasta ahora en hotelería no hay una alta ocupación. Pero por otro lado, vemos mucha gente en la ciudad pero no sabemos dónde está alojada”.

Los hoteleros asumen que hay mucha gente que viene a pasar el día o la noche, sobre todo de la Capital cordobesa, y regresa sin pernoctar aquí. Pero también marcan que hay mucho ofrecimiento de alojamiento informal: departamentos de gente que no vive en Carlos Paz y que los alquila para la temporada desde su lugar de origen.

“Se ha minado la ciudad de ‘arbolitos’, está lleno de gente que ofrece casas en alquiler”, aseguró Pomponio. De todos modos, eso no alcanza para explicar la competencia. Para Pomponio, esos casos son los menos. “Hay además departamentos que sus dueños alquilan a gente del pueblo o ciudad en el que vive”, apuntó. “Si no tenemos una ocupación muy alta en los próximos días, podremos confirmar que hay un buen pedazo de la torta de visitantes que va a esos alojamientos”, agregó.

Sin intermediarios. En las inmobiliarias viven el problema del mismo modo. Muchos de sus clientes se sumaron a la modalidad de alquilar sus propiedades por Internet, a través de portales gratuitos. Y quedaron afuera del negocio.

Hugo Bartmus, presidente de la Asociación Inmobiliaria, apuntó que muchos de sus pares llaman a sus clientes y se dan con que ya tienen sus unidades alquiladas, por su cuenta. “Muchos ni nos avisan”, dijo.

Multiplicación de torres. Desde hace una década, el boom sojero tiene su repercusión en Villa Carlos Paz, aunque no se cultive aquí ni un lote de soja. De ese lado vendrían buena parte de las inversiones con las que se levantaron cientos de edificios de departamentos en la última década. También otros sectores económicos que tuvieron rentabilidad e invirtieron en ladrillos miraron a Carlos Paz. Esos edificios se sumaron a la oferta de estadía de la villa pero no figuran en ningún registro sobre alojamiento de turistas. A esos visitantes, nadie los cuenta.

Si están en departamentos, no están en hoteles o cabañas. De ese modo, va mutando el perfil de turista que se mueve por Carlos Paz.

Fue tal el fenómeno de nuevas construcciones que este año la ciudad dictó ordenanzas primero suspendiendo y luego limitando las nuevas torres. Desde ahora, no se permiten las de más de seis pisos, por ejemplo.

“Hay mucha gente que no vive acá pero tiene aquí su departamento. Lo usan pero también lo alquilan a sus conocidos en el pueblo donde viven, sin intervención de inmobiliarias, o por Internet”, admitió Daniel Velázquez, funcionario municipal y director del Ente de Turismo local. Coincidió también en que “al menos hasta ahora, se ve mucha gente pero no hay una ocupación formal alta como otros años, ya desde la primera semana de enero”.

Coment� la nota