San Carlos cuadruplicó un impuesto al Casino provincial

El Concejo Deliberante de San Carlos aprobó ayer una ordenanza por la que se cuadruplicó la tasa que el municipio le cobra al Casino de Mendoza por operar dos salas de juego dentro de los límites departamentales.

El Concejo Deliberante de San Carlos aprobó ayer una ordenanza por la que se cuadruplicó la tasa que el municipio le cobra al Casino de Mendoza por operar dos salas de juego dentro de los límites departamentales.

Desde su llegada, hace dos años, el Casino ha pagado unos 300 mil pesos anuales al municipio, pero a partir de la promulgación de esta nueva ordenanza deberá pagar 1,2 millón por año, 70 por ciento del cual estará destinado a subsidiar las más de cien entidades intermedias del departamento.

El proyecto de ordenanza fue elevado por el Ejecutivo municipal para ser tratado por el Concejo que, desde hace unas semanas, se encuentra en el período de sesiones extraordinarias. El intendente sancarlino, Jorge Difonso (PD), envió el proyecto hace diez días pero recién ayer pudo ser tratado, luego de que las dos sesiones anteriores cayeran por falta de quórum.

La sesión de ayer comenzó con la lectura del artículo 40 de la Ley de Procedimiento Administrativo (3.909) que permite a los concejos deliberantes sesionar con un mínimo de tres concejales si en dos sesiones previas no se hubiese alcanzado el quórum necesario. Ayer, el Concejo sancarlino sesionó con sólo cinco concejales (de un total de diez), cuatro de los cuales son del oficialismo.

El proyecto de ordenanza surgió como resultado de tres reuniones que se mantuvieron en las últimas semanas y de las que participaron representantes de más de 70 entidades intermedias de San Carlos, concejales de todo el espectro político y funcionarios del Ejecutivo municipal.

Durante las reuniones que mantuvieron con los funcionarios, los representantes de las entidades intermedias mostraron su descontento por la existencia de salas en los distritos de La Consulta y Eugenio Bustos. Básicamente, resaltaron el daño económico y social que la actividad produce en la zona.

Varios comerciantes ya se habían quejado de la falta de circulante monetario por culpa del juego. Según las cifras que maneja el Ejecutivo, las dos salas del Casino en San Carlos facturarían una cifra cercana a los 8 millones de pesos anuales, dinero en efectivo que terminaba en los comercios locales.

De acuerdo al texto de la nueva ordenanza, un 70 por ciento de la tasa cobrada al casino (unos 840 mil pesos) será destinada a las entidades sin fines de lucro y con personería jurídica de San Carlos. Un 20 por ciento irá a las arcas del municipio y el 10 por ciento restante estará destinado a la implementación de proyectos para desarrollo social e infraestructura.

La nueva norma creó también el Consejo de Entidades Intermedias, organismo que estará conformado por un representante de cada entidad sancarlina y que tendrá la tarea de establecer el criterio con el que se distribuirán los fondos cobrados al Casino.

Al término de la votación, el presidente del Concejo, Rolando Scanio, señaló que "no es grato sesionar sin el quórum habitual" y, agregó, que "sorprende la ausencia reiterada de los concejales del interbloque (opositor) ante temas de tanta importancia para nuestra comunidad".

Comentá la nota