Carlos Cheppi reafirmó la decisión de no bajar las retenciones a la soja

“Tampoco demos la sensación de que es un sector que está quebrado, aún tienen al menos 7 u 8 millones de toneladas de cereales sin vender”, aseguró el secretario de Agricultura, quien defendió las medidas anunciadas el miércoles.
El secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, reafirmó ayer la decisión oficial de no bajar las retenciones a la soja, pese a los reiterados reclamos de las entidades rurales. “El país está tomando medidas concretas dentro de un contexto de crisis internacional donde hay que cuidar los recursos fiscales. No es sólo el sector del campo el que vive en la Argentina. Pretender que un solo sector sea el que se salve en este país, es imposible”, advirtió. Luego denunció que existen “presiones de sectores productores concentrados porque una baja del impuesto implica mucho dinero”.

El funcionario recordó que “la soja está más de 800 pesos la tonelada y el trigo y el maíz tienen un precio importante”. “Tampoco demos la sensación de que es un sector que está quebrado, aun tienen al menos 7 u 8 millones de toneladas de cereales sin vender”. En los últimos tiempos se ha ganado mucho dinero, hay que ser muy racionales en esto también”, agregó. Cheppi defendió también las medidas anunciadas el miércoles por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Es un esfuerzo muy grande el que está haciendo el Estado; conseguir tasas a ese nivel, no existen en el mundo”, enfatizó al referirse a las facilidades crediticias para la compra de maquinaria agrícola.

La titular del Banco Nación, Mercedes Marcó del Pont, también cuestionó a los ruralistas. “Yo siento, lo voy a decir con toda honestidad, que estas personas realmente siguen tirando de la piola, que es una injusticia enorme lo que están planteando. Muchas de estas medidas que se aplicaron son demandas históricas del sector. Yo siento que siguen mezclando los tantos, que lo único que les interesa es que les bajen las retenciones”, se quejó.

Sostuvo que merced al problema de la sequía, “al productor que se le perdió la cosecha, al productor que no está pudiendo dar alimento a sus vacas, el tema de la baja de retenciones no los beneficia en nada”. “Lo que sí necesita es de otras políticas que está desenvolviendo el gobierno nacional que tienen que ver con garantizar alimentos, forrajes, que tienen que ver con la emergencia agropecuaria que hacen que nosotros tengamos que flexibilizarles a los productores dañados en la política de créditos y reprogramación de deudas; lo mismo las deudas impositivas.”

Por su parte, el titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías, desmintió ayer los rumores sobre supuestas diferencias en la Mesa de Enlace con respecto a las medidas del Gobierno. “La Comisión está y va a seguir junta. Todos estamos en nuestros lugares, estamos tratando de buscar soluciones y hablando. Estamos comunicados permanentemente. Seguirá siendo el órgano que conduzca problemas del campo”, remarcó. Además, informó que el miércoles se reunirán para analizar los anuncios en conjunto. El jueves CRA había evitado cuestionar abiertamente las medidas del Gobierno, mientras que Federación Agraria las criticó con dureza. Esa diferencia de criterio hizo resurgir las versiones sobre internas dentro de la Mesa de Enlace.

Llambías consideró que “hay algunos anuncios importantes y algunos que están fuera de contexto, como hablar de créditos en situación de gran sequía. Créditos en situación de seca va a ser muy difícil que se tomen”. “Nos hubiese buscado soluciones de fondo a problemas que no se hablaron: el tema sequía me hubiera gustado que se tratara más a fondo. Hay una ley de emergencia nacional, hay provincias que desde hace un año esperan decretos que no salen”, indicó. Llambías subrayó que “la Presidenta mostró buena voluntad, aceptó planteos lógicos nuestros. Creemos que vamos por el buen camino si se escuchan las opiniones. Hace falta la emergencia nacional que es la que más le interesa al productor”. El presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, admitió ayer que “algunos títulos” del anuncio que formuló la presidenta Cristina Fernández “son rescatables”, pero volvió a reclamar que se bajen las retenciones, dejando en claro que su prioridad es defender la renta sojera.

Comentá la nota