De Carli abrió las puertas de su mansión a 24CON

Esto le puede pasar a cualquiera. Fue una coincidencia". Así, De Carli explicó verse envuelto en la causa por la ruta de la efedrina y el triple crimen. "Me denunció la Gendarmería porque se comieron el personaje del policía que los investigaba", reveló. El enojo con Jorge Lanata.
El portón de madera que antes parecía impenetrable se abrió. En el interior, el verde del prolijo césped predomina en el jardín de la mansión y una hermosa fuente adorna la entrada principal. Por una puerta lateral, Hernán De Carli apareció para darle la bienvenida a 24CON. El empresario estaba dispuesto a contar, desde el inicio, cómo se vio implicado en la trama del triple crimen y la ruta de la efedrina.

La vida de De Carli parece sacada de una telenovela (mejicana). Con 38 años a cuestas, posee el atractivo del dinero, pero también del “fanfarrón”, como él mismo se definió. "Hernán Rodolfo De Carli es cholulo, ostentoso y fanfarrón. Se jacta de vivir como un magnate", así lo describió el diario de Jorge Lanata y hasta lo bautizó como "el narcocholulo" porque "se exhibe en Miami manejando una Ferrari roja, un Porsche o un Rolls Royce, montando las motos más caras, timoneando yates, fotografiándose con stars como Shakira, Susana Giménez o Paz Vega, y hasta en perfil fiestero de eventos Playboy".

Y fue, justamente, ese perfil de "chico malo" el que endulzó a las lentes de todas las cámaras. Tres días enteros los periodistas hicieron guardia en su hogar de General Rodríguez. Del otro lado, las numerosas cámaras de seguridad de la mansión fueron testigos del acoso televisivo.

"Mi familia vive en General Rodríguez hace 30 años. Esta casa es de mis padres, se hizo en el 2004, la conoce todo el mundo y está declarada al Gobierno. Yo vivo en Estados Unidos hace once años, pero en el 2007 me arrime a Argentina. Estuve haciendo cosas de logística, proyectos para una multinacional, para transporte y almacenamiento. Eso no resultó debido a los problemas económicos de EE.UU. porque se iba a hacer a base de financiamiento. El 2008, prácticamente, me lo pasé en Estados Unidos. Mis viejos tienen ese negocio en General Rodríguez del que tanto se habló. Eso de que el negocio era mío y que yo me sustentaba con eso, todo es una mentira. Fueron los medios los que engrosaron el problema. Los medios, no sólo mintieron sino que actuaron imprudentemente. Deliberadamente la empezaron a llamar "la mansión narco". Esta es una casa de familia, la gente nos conoce hace años. Pensar que acá hubo gente secuestrada, crímenes y cosas de esas, es una locura total. Esto es algo que le puede pasar a cualquiera. Aparentemente, un testigo de identidad reservada, menciona una camioneta similar o parecida y lo del viaje a Paraguay lo denunció la Gendarmería. Esto nunca lo dije, no se sabía, pero los rumores corren así como hay rumores para todo, bueno, yo también tengo rumores. Gendarmería denunció este hecho". De esta manera se presentó el empresario involucrado en la ruta de la efedrina y la charla continuó, sin intermediarios, mano a mano con 24CON.

¿Estuviste en Paraguay? ¿Qué pasó ahí? ¿Estuviste con los narcos mejicanos?

Sí, estuve en Paraguay, claro. Lo aclaré con pruebas y testigos y fue contundente lo mío. Que esta gente haya sido atrapada allá es una pura coincidencia. Si esto hubiera sido en Chile, no habría pasado nada. Estuve en Paraguay como estuve en Brasil y nadie mencionó ese viaje y fui por el mismo tema. ¿Por qué nadie mencionó el viaje a Brasil? Porque en Brasil no había ningún mejicano. Entonces se dio una serie de coincidencias. También se dijo que yo había parado la misma noche, nada que ver. Yo llegué ahí y, 12 días después, aparentemente, estuvieron en el mismo hotel. En Clorinda imagináte que debe haber tres hoteles, el cual el mejorcito, que igual era una cueva, era ese lugar. Y hay una serie de aclaraciones que son súper importantes: yo paré en Clorinda porque no puedo sacar mi camioneta porque está en trámite de patentamiento, me faltaba terminar el último trámite.

¿Para traerla acá?

No, la camioneta la traje, la nacionalicé acá y después del trámite de patentación viene el del patentamiento. Me faltaban unos trámites que tenía que terminarlos, mientras tanto, te manejas con las chapas rojas que todo el mundo ve por la calle, las de papel. Esas mismas chapas son la que yo usaba para circular y eran las chapas que, más allá de las que tenían la camioneta originales que usaba en Estados Unidos y usé acá durante tres meses en forma temporaria. Después utilicé las rojas que estaban dentro de la camioneta. La camioneta circuló perfectamente sin ninguna contravención, lo que pasa que no la podés sacar del país. Yo no lo sabía, pensé que con las chapas rojas podía ir y venir y más a países limítrofes. Ahí es cuando yo paro en Clorinda, sino no hubiera parado nunca en Clorinda. Y, además, esta gente paró 12 días después. Y, encima ni siquiera fue esa gente, sino gente que estuvo con ellos, aparentemente. Ya la cosa comienza a distorsionarse demasiado. Es gente que aparentemente estaba vinculada y 12 días después. Si yo hubiera parado en el Sheraton, hoy estaría relacionado con Madonna porque hoy está acá.

¿Por qué tienen armas en la casa?

Son armas que cualquier persona puede tener acá si quiere ir a cazar o para defenderse. Vivimos en Argentina, un país de inseguridad total. En un medio semirural como es este, si no tengo seguridad, ¿podría tener una casa de estas? Yo acá tengo que tener mínimo los controles de seguridad que me puedan proteger a mí y a mí familia. Las armas, en principio las llevaron (en el allanamiento), aunque no deberían haberlo hecho porque estaban las credenciales de legítimo usuario. Igual no tenemos nada que ocultar.

¿Y la Ram?

Supuestamente tendrían que hacer pericias. También me secuestran la moto. No tengo idea por qué, la moto no figura en ningún lado y se la llevaron. En las actuaciones que vi se la llevaron a último momento, se ve que alguien pasó y dijo: "Llevemos la moto también", muchachos esta cárguenla también.

A vos te implicaron en la causa de la efedrina, no la del triple crimen…

Claro, pero vos tenés una detención por supuestas denuncias de irregularidades o una investigación. El juez tiene dos alternativas: o te procesa o te sobresee. Yo tengo falta de mérito. ¿Qué significa eso? Es un pie y medio fuera de la causa por el sólo hecho de decir, bueno me tomó unos días más para investigar bien. Por ejemplo, con el tema de las pericias de las armas. Me imagino que estará esperando que Mercedes le devuelva la contestación, si hicieron la balística de las armas, si estaba disparada y después de eso no le queda mucho más (a Faggionato Márquez) tiene que ir a sobreseimiento. Yo nunca tendría que haber estado en esto, pero vas a decir que hubo una confusión o una denuncia de alguna manera hecha a propósito, supongo que alguien que se sintió incómodo quería identificar bien mi identidad. Para mí debería haber sido sobreseído el primer día.

Pero vos das con el perfil perfecto: una persona misteriosa, con una mansión y una camioneta de esas características…

Sí. No tan misterioso, yo y mi familia estamos acá hace 30 años. Yo pasé toda mi infancia acá, hice el secundario (en el colegio San José). Conozco a toda la gente acá, después me retiré a Estados Unidos 11 años, pero igual seguí manteniendo vínculos con mis amigos del secundario. Acá hacemos reuniones con mis amigos del secundario desde la época que íbamos al colegio. Todos los viernes nos juntamos. No hay negocios de ningún tipo de nada. Acá a la casa de mis padres no entra nadie. Así que misterioso "cero", te imaginas que con esa camioneta si salgo de acá y ando en el pueblo, quién no va a darse cuenta que soy yo. No podrán saber qué hago, yo no tengo actividades en Argentina, de comercio, al contrario, estoy regresando acá porque tuve la idea de invertir en el país, en la empresa D+D que es para la logística, no lo pude llevar adelante pero mi deseo sigue siendo ese.

¿Cuál es tu actividad comercial específicamente?

Yo tenía empresas de computación, yo siempre me dediqué a la computación a la importación y exportación de artículos de informática con Europa, con Sudamérica, con Estados Unidos. Siempre me dediqué a eso, tuve épocas buenas, épocas malas y ahora estaba cambiando para hacer el tema de logística en Argentina.

Debe ser molesto contarle a gente que no conocés toda tu vida...

Sí, a parte no creo que a la gente le interese saber eso, lo que quieren saber es si tenemos que ver o no, qué fue lo qué pasó. ¿Fue un show mediático realmente? Por lo que me contaron fueron tres días, todos los canales todo el tiempo. Lo que más me molesta de todo esto en definitiva es que se expuso el nombre de mi familia, más que nada por mis viejos, todo lo que pasaron. ¿A quién le gusta que irrumpan a las 11 de la noche acá, que entren 50 tipos y te den vuelta la casa de punta a punta? Nadie quiere eso. Los medios fueron en realidad los que más hablaron, sin fundamento, imprudentemente, sin base de nada, por comentarios que compraban por ahí, porque alguien les dijo, se comieron también una gran mentira porque nada de lo que dijeron está en la causa.

¿Cómo qué?

Como que había vinculaciones o sospechas del crimen, de la gente involucrada, que se encontró un celular a 500 metros. Todo una gran mentira. Yo no sé ni dónde es la escena del crimen, pero por lo que tengo entendido, fue en Ruta 6 y 24, a más de 20 kilómetros de acá. Cómo si haya sido al lado, cómo si tuviera algo que ver. Es como si pasé algo en la esquina de tu casa y te vengan a culpar a vos porque tenés una casa y una camioneta linda. Es una ridiculez.

¿Crees que la orden judicial vino más por el lado del espectáculo mediático o porque realmente tenían pruebas?

El juez tiene que investigar, tiene una prueba, una denuncia, tiene los elementos suficientes como para corroborarlo, es delito no hacerlo. Lo tiene que hacer. ¿Se apresuró a tomar las medidas? Y sí, eso está demostrado.

¿Qué pasó cuando vinieron a hacer la inspección ocular?

Escanearon el perímetro de la casa. Se encontró solamente una caja llena de leña que aparentemente, el escaner de este mejicano, le dio que tenía rastros de cocaína. La contraprueba está en el expediente, decía que no había nada. Así que eso fue, completamente negativo, no encontraron nada. Y, referente a mi camioneta, lo mismo. Se dijo que tenía pólvora y rastros de cocaína, lo cual la contraprueba volvió a decir lo mismo: que no había nada. Está en el expediente.

¿Y las credenciales de la DEA?

Todo ese tipo de cosas son cosas que en Estados Unidos es muy fuerte el marketing. Si a vos te gustan las fuerzas coleccionas cosas de la Fuerza, si a vos te gusta Mickey, vas a Orlando y tenés un millón de cosas. En ningún momento nadie acá cuestionó mi actividad, de que me estaba haciendo pasar de nada, no existe ninguna denuncia que diga que el Sr. Hernán De Carli andaba circulando o haciéndose pasar por lo que sea, no. Yo puedo tener en mi casa lo que quiera, más aún siendo cosas de Estados Unidos que acá no significan nada y mucho menos si lo tenés donde tiene que estar: en una habitación de tu casa. ¿Por qué lo tenés? Esa es una cuestión que no le importa a nadie.

¿Sos realmente un pendejo fanfarrón?

Esa es una forma de decir. En el sentido de decir: "Ok. Argentina me está mirando de ésta manera". Bueno, el que me conoce puede llegar a decir. ¿Quién no tiene una pendejada de decir: “yo me creo que en esto soy bueno”. Entonces, si a mí me dio por tener una camioneta de esas características, lo atribuyo más a una pendejada mía que me gustan esas cosas. Esta claro que yo soy una persona de 38 años que soy un tipo serio y de negocios, sino no hubiera llegado a donde llegué. Ahora, cada uno tiene internamente alguna cosa que le gusta o que, en mí caso, me inclino más por ese tipo de cosas. Tengo la plata y me doy el gusto de comprarme lo que me gusta. Igual, eso de fanfarrón salió de una entrevista que me hicieron. Si me quieren decir fanfarrón, no sé en el colegio uno era bueno para algunas cosas o te enganchabas la mejor minita. No sé, ¿querés joder con eso? Listo, si todos mis amigos saben como es el tema, ahora que me llamen asesino y narco, bueno se fueron al carajo. Si hay algo a mí que no me gusta y no me banco es el tema de la droga, ni consumo ni nada, soy totalmente del otro lado con ese tema y por supuesto que no soy asesino, sino no tendría una vida al aire libre como tengo.

Comentá la nota