Con PCP a cargo de los obreros renació la esperanza en Piray

Puerto Piray. En el ambiente de esta localidad se podía respirar vientos de cambio. Largas colas de los obreros dibujaban el nuevo escenario de los papeleros.
Documento en mano, con la expresión seria y segura ingresaban al local para estampar su firma para convertirse en los nuevos dueños de la empresa.

No podían disimular el fervor y el entusiasmo, porque las risas y las conversaciones altisonantes se apoderaban del edificio comunal. "Desde temprano estamos acá, hoy es un día histórico para los empleados papeleros" manifestaban los hombres, veteranos y jóvenes mezclados por una misma causa.

Desde las 8:30 los 194 empleados comenzaron a conformar la nueva Cooperativa de Trabajo e Industria de Puerto Piray. Todos los presentes coincidían en que no pueden fracasar como los nuevos dueños, porque tienen experiencia y conocen la materia.

Para acceder a formar parte de la cooperativa, los empleados han renunciado a todos los derechos adquiridos sobre la empresa anteriormente propietaria de la fábrica, como sueldos adeudados, antigüedad, entre otros ítems. Los trabajadores que no hayan renunciado a los derechos citados no podrán formar parte de la cooperativa, al menos en esta instancia inicial.

Los integrantes de la Comisión Directiva de esta nueva Cooperativa son: presidente Mario Ezcurra, como secretario Insfrán de Jesús, como tesorero César Figueredo.

El síndico titular será Miguel Bogado, mientras que el suplente será César Godoy, el primer vocal Enrique Insfrán y el segundo Antonio Barbosa.

Esta Comisión Directiva funcionará hasta la realización de una nueva asamblea, una vez finalizados todos los trámites de inscripciones necesarios para el funcionamiento de una nueva Comisión Directiva de Transición.

La administración y dirección de la fábrica estarán a cargo de quienes designen los miembros de la Comisión Directiva de la Cooperativa.

De proseguir todo su curso actual, la fábrica estaría empezando a producir pasta dentro de 27 días aproximadamente.

Los testimonios

El trabajador Elpidio Giménez (60), con 20 años de antigüedad laboral y cuatro hijos a cargo, aseveró estar muy contento. "Hemos sufrido mucho tiempo, sin trabajo no es nada fácil. A partir de hoy esperamos una nueva vida, se sufre mucho cuando no tenés dinero para llevar el pan a tu casa".

Mientras que Mario Manuel Welter (57), con 24 años de antigüedad manifestó: "Esperamos mejorar en todo aspecto, tenemos muchas expectativas, estamos convencidos de que va ha depender de nosotros que la fábrica funcione como siempre, luchamos mucho por esto, creo que podemos".

Además Ramón Alejandro Alonso (39), quien posee 17 años antigüedad y dos hijos a cargo comentó que "hay esperanza, todo depende de nosotros, vamos a ponernos las pilas, tenemos experiencia, cada uno sabe sobre sus respectivas secciones. La fábrica es un poco obsoleta, esta vieja y por lo tanto debemos cuidarla, debemos comprar herramientas, invertir con las producciones que hagamos".

De su parte, Osvaldo Silvero (54), con 33 años de antigüedad, y dos hijos a cargo, expresó que "anoche no pude dormir pensando en lo que podía pasar hoy, era como una pesadilla, porque esa que no llegábamos a rubricar nuestras firmas, nada era seguro, sufrimos mucho en estos últimos tiempos, no teníamos sueldos, no cobrábamos y eso era muy triste. Gracias al gobierno local y provincial que nos dieron una mano".

Mario Ezcurra, como presidente de la Cooperativa de Transición, manifestó "somos los socios-fundadores, se dio por lo que veníamos luchando tanto tiempo, estamos muy contentos".

Indicó que esta recuperación de la fábrica es la primera en el país en el rubro. "Lo más pronto posible estaremos comenzando a trabajar. Compramos todos los insumos que les quedo a PCP, tenemos para 800 toneladas como principio", informó. Explicó que la mesa ejecutiva ya está armada. Se contratará un director de fábrica, un administrador y un jefe personal. "Tenemos mucha experiencia, cada uno sabe las variables de la pasta, no hay en ese sentido ningún inconveniente. Estamos contentos por el precio porque la pasta es de 540 dólares la tonelada. Lo que debe PCP está en concurso de acreedores, la cooperativa no tiene porqué hacerse cargo. El municipio tiene injerencia solo de contralor, para conocer de qué manera se manejarán los tres millones de pesos que entregó el gobierno".

Comentá la nota