CARGILL: No hay gestiones realizadas por el Intendente, como había informado, en el ministerio de Trabajo de La Nación. El Ministerio de la Provincia no tiene injerencia en el conflicto al desestimar Cargill la instancia administrativa. Tampoco hubo gesti

Esto fue confirmado a “Ahorainfo” por Ángel Ratto, delegado del ministerio en Mar del Plata y por Juan Carlos Berríos, delegado en Tandil del ministerio, ambos con jurisdicción en el Distrito de Necochea. Guarracino confirmó que no tienen injerencia en el tema.
En diálogo con especialistas en temas laborales nos confirmaron lo que se sospechaba sobre la veracidad de los dichos del Intendente Molina, al asegurarnos que la presentación y gestiones ante el Ministerio de Trabajo lo realizan las tres entidades involucradas: Cargill, Aceiteros y UATRE.

Esta presentación fue realizada hace dos meses por la empresa Cargill en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Quienes tienen posibilidad de acelerar los trámites y gestionas ante las autoridades laborales son las partes involucradas y que seguramente la presentación debe haber sido encuadrada bajo la ley 1.050.

Con respecto al Ministerio de Trabajo de la Provincia, el Dr. Gastón Guarracino atendió un llamado del Intendente el lunes y le explicó que el Ministerio Provincial no podía intervenir ya que la empresa Cargill había desestimado la instancia administrativa.

Lo preocupante del caso es que el Intendente les indicó a los manifestantes que estaban en la plaza, que no había sido atendido por Guarracino lo que habría provocado que algunos de los presentes se acercaran a la delegación Necochea del Ministerio e insultaran al titular de la misma, José Saladino.

Las actitudes del Intendente Municipal como así también del Comité “Emiliano Abasolo” de la UCR en este conflicto tuvieron el solo objetivo de atacar la figura de Geronimo Venegas sin importar la verdad de sus aseveraciones ni las consecuencias de sus acciones.

Quienes ostentan los más altos cargos en una sociedad tienen que ser vehículos de solución y de acercamiento y no provocadores de divisiones que nunca se sabe donde pueden terminar una vez que se inician.

Las propias palabras de Molina indicando que “esto puede ser la mecha que prenda una explosión”, es justamente lo que intenta provocar con sus actitudes y acciones.

Comentá la nota