Cargan contra la Justicia local

Leonida Sosa, la madre del joven asesinado en la madrugada del 6 de marzo de 2005, volvió a cargar contra la Justicia local al considerar "lamentable" el accionar de la fuerza. Advirtió sobre la clara intervención de la fiscalía de Estado para "impedir" que el estado provincial se haga cargo del resarcimiento económico correspondiente.
"Es lamentable que quiénes reclamamos justicia para que la muerte de nuestro hijo no quede impune, tengamos que sostener una lucha desigual contra todos los recursos del Estado. Se pagan a abogados con los fondos públicos para que defiendan a los asesinos que terminaron con la vida de mi hijo", reflexionó la mujer.

"Además de la fiscalía de Estado que interviene para impedir que el estado provincial se haga cargo del resarcimiento por daños en una clara actitud obstruccionista, ahora se suma el fiscal de Cámara que se ha constituido en un defensor más de los policías que asesinaron a mi hijo", se lamentó.

"Se está matando dos veces a mi hijo Antoliano, primero cuando el Estado arma policías para que asesinen impunemente a quien le venga en ganas y luego cuando nos condenan a los familiares a luchar desigualmente durante casi cinco años, soportando las injusticias de jueces como Guillen y Suhr", advirtió.

"El Estado provincial utiliza los recursos públicos para sostener el marco de impunidad que reina en la provincia, paga a abogados defensores de asesinos. Esto no es otra cosa que negociar sobre la sangre de mi hijo. Ahora como si fueran poco los años de sufrimiento por la pérdida de Antoliano, pretenden castigarnos económicamente por reclamar justicia por la muerte de mi hijo".

"La conducta asumida por la Fiscalía de Estado es lamentable, pretende impedir que las victimas tengan un resarcimiento justo, pisoteando este elemental derecho humano reconocido por el Estado Nacional y que en otras palabras obliga al mismo Estado a hacerse cargo de las violaciones cometidas por sus funcionarios, como también al resarcimiento y asistencia a las victimas. Pero sabemos que esto es mucho pedir para este feudo donde todavía reina la impunidad de la dictadura militar", finalizó la madre de Antoliano Figueredo, el joven asesinado en el 2005.

Comentá la nota