Cárdenas dijo que si no se regulariza la falta elementos de trabajo deja su cargo.

El director del Parque Miguel Lillo, Alberto Cárdenas, dijo que si la situación no se regulariza en unos meses el dejará su cargo para volver a la Dirección de Bromatología, donde desempeñaba tares antes de ser funcionario de la actual administración.
El funcionario explicó que tiene problemas con los vehículos para poder realizar los controles necesarios y también que faltan algunos elementos para realizar la tarea como corresponde. "Yo he presentado como todos mi renuncia pero hasta ahora no me la aceptaron" declaró, al tiempo que indicó que ya mantuvo una reunión con el nuevo Secretario de Obras Públicas, Arnoldo Serrano, quien se comprometió a resolver la situación en los próximos meses. Cárdenas dijo que uno de los mayores inconvenientes del área es actualmente el robo de leña. Informó, en ese sentido, que se realizaron numerosos procedimientos durante el fin de semana teniendo incluso, en uno de los casos, intervenir personal policial, por la agresión que recibió el cuerpo de guardaparques.

Comentá la nota