Carbonetti se defendió por "e-mail" y dijo ser inocente de todos los cargos

A través de un correo electrónico, que envió a la Legislatura a la 1.38 de ayer, el parlamentario Domingo Carbonetti presentó su descargo a la acusación que le formuló el juecismo por presunta incompatibilidad funcional.
Dijo que mientras fue legislador "nunca" litigó contra el Estado; que cuando ejerció la profesión no integraba el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, y que si alguien considera que lo hizo le corresponde intervenir al Colegio de Abogados, "no a la Legislatura". Concluyó que la cuestión de privilegio en su contra debe ser rechazada.

Desde el juecismo, el legislador Roberto Birri dijo que Carbonetti eran basaba su defensa en argumentos falsos y rebuscados y que los hechos que se le atribuyen están acreditados.

Respuesta al contraataque. La historia de este conflicto legislativo surgió con la acusación del oficialismo contra el presidente del bloque del Frente Cívico, Miguel Ortiz Pellegrini. Lo acusaron de litigar contra distintos ámbitos del Estado, y los juecistas respondieron apuntándole a Carbonetti. Con similares argumentos a los que había utilizado el PJ contra Ortiz Pellegrini, el Frente Cívico le pidió al pleno de la Unicameral que le aplique una sanción a apoderado del Partido Justicialista. Le achacaron haber litigado contra el Estado y también haber ejercido la profesión a pesar de integrar el Jurado de Enjuiciamiento (Jury), lo que está prohibido por la ley de Colegiación de Abogados.

Como prueba de este cargo, los juecistas recordaron que Carbonetti representó al ex gobernador José Manuel de la Sota en el juicio de divorcio que éste le planteó a Olga Riutort.

En el escrito exculpatorio que mandó al correo electrónico del secretario de la Comisión de Asuntos Institucionales (a cargo de la investigación de las dos cuestiones de privilegio), Carbonetti negó haber violado el artículo 88 de la Constitución provincial, que establece la prohibición, para los parlamentarios, de litigar contra distintos ámbitos el estado.

Aunque admitió haber intervenido como patrocinante en una quiebra, citó a un jurisconsulto italiano para alegar que "el concursado no está en contra del Estado sino que, con el Estado, defiende el interés general de la comunidad". Esto lo dijo para fundamentar que él, como patrocinante de un concursado, no litigó contra el estado.

Además, agregó Carbonetti que en el caso en cuestión "han cobrado sus créditos el Banco de la Provincia de Córdoba, el ex Banco Social de Córdoba y el Banco de la Nación Argentina".

También en otro tramo de su defensa, dijo el legislador bellvillense que había patrocinado causas de contenido patrimonial "pero siempre a favor de la Provincia". Lo señaló para desacreditar la acusación juecista de que actuó en contra de la Provincia como procurador fiscal.

Dijo Carbonetti que cuando se desempeñaba como Fiscal de Estado, durante la primera gestión de De la Sota, renunció "a la percepción de honorarios en las demandas fiscales promovidas en representación de la Provincia". Aunque se olvidó de aclarar que renunció a los honorarios después del escándalo que provocó el envío de intimaciones que daban cuenta del cobro de honorarios.

Textual

Para tapar. Ayer, al término de la sesión legislativa, Carbonetti les dijo a los periodistas que los juecistas habían armado la acusación en su contra "para tapar el caso de Ortiz Pellegrini".

Comentá la nota