"El caradurismo de algunos da para cualquier cosa".

Político escurridizo a la hora de enfrentar las responsabilidades no iba a dar la nota justo ayer. El senador Oscar Castillo no habló en el recinto del Congreso, pero dedicó gran parte del día a atender las radios amigas de Catamarca, a quienes les comentaba en directo los pormenores del debate.
Como Macaya Márquez, un Araujo o un Niembro, Castillo por radio comentaba, no un partido de fútbol, sino lo que pasaba en simultáneo en el recinto de la Cámara de Senadores, donde se debatía el adelantamiento de las elecciones para junio próximo.

Su desempeño en la tarea, mala claro, peor que su desempeño legislativo; se dedicó solo a criticar y burlarse de los dichos de los legisladores que, bien o mal, opinaban sobre lo que se trataba.

Castillo, al menos para nosotros los catamarqueños que lo escuchábamos por radio, podría habernos ilustrado con su pensamiento sobre cuestiones que nos importan realmente, no si el senador por Formosa, mezclaba ideas cuando hilvanaba su discurso. ("El caradurismo de algunos da para cualquier cosa", dijo refiriendo a su par del Senado).

Con cero originalidad criticó el adelantamiento de la fecha de las elecciones nacionales para junio, como fue el rum rum que todo el radicalismo repitió estos días, aunque nada dijo de esa repudiable practica de acomodar las fecha electorales a las conveniencias del mandamás de turno (él, Castillo, cuando fue gobernador en nuestra provincia lo hizo, lo mismo que Brizuela del Moral recientemente).

Por dedicarle tiempo a las radios "amigas" de Catamarca, Castillo perdió la oportunidad de escuchar lo que planteaba el senador jujeño Gerardo Morales en su alocución, sobre lo que él mismo podría haberse extendido y de paso nos hacia un gran favor a los catamarqueños. El titular de la UCR nacional reclamaba al gobierno de la Nación tratar temas importantes, como es una solución para el dengue en el país. El lider radical reclamaba "políticas concretas" para la problemática. Castillo, afuera del recinto, con razón desde ya, consideraba que "el caradurismo de algunos da para cualquier cosa".

Comentá la nota