De cara a las elecciones: Charly Schneider "Creo que podemos tener un HCD con excelentes ideas y debates y no sólo de concejales levanta manos"

Cuarto candidato por Unión Pro - lista Celeste y Blanco Nº 162
Charly Schneider nació en Villa Dolores, provincia de Córdoba. Por causas de la vida y la exclusión social, con la edad de cinco años pasó del cariño de una joven madre de 17, a acarrear un balde con agua para gente desconocida en una villa de San Antonio de Areco en Buenos Aires.

Tal como ahora, hiperactivo, en Buenos Aires estuvo un tiempo en el Asilo de ancianos del Hospital de esa ciudad hasta que la familia Schneider decidió adoptarlo y brindarle una familia en Campana.

"Me siento campanense desde siempre, y como casi todos los que venimos de afuera, queremos darle algo a nuestra ciudad. Mi primer aporte comenzó con la revista "Tía Chola", que evolucionó desde una revistita hasta un periódico a cuatro colores que llegaba a miles de hogares campanenses; y lo que rescato de esa idea fue que surgió de que los vecinos alguna vez en su vida, podían recibir algo en su casa de manera gratuita, y que eso que pasaba por debajo de la puerta no era otra boleta más para pagar. Después vinieron Ámbito Político y El despertador", pero esa es otra historia y ya pasó mucho agua debajo del puente."

¿Cómo es que un ferviente militante del Varelismo se convierte en Peronista disidente?

Durante muchos años trabaje para Jorge Varela y Stella Giroldi, forme parte del equipo de Prensa hasta que fui electo junto a otros compañeros para representar a los municipales en el gremio local. Es verdad, sabía todo lo que debía decir, escribir y pensar, pero todo tiene una etapa de madurez. Y comenzar siendo gremialista fue mi primer paso como disidente, sabía que iba en las elecciones contra un gremio que había estado 15 años conviviendo con el gobierno de turno.

Los peronistas fuimos olvidados, antes de que Varela se fuera a la provincia había conducción, cada uno sabía cual era su trabajo; pero durante las transiciones se lastimaron a muchos compañeros, quedamos en medio de una batalla, que realmente no era la nuestra.

Además desde que tome mi responsabilidad como gremialista siempre dije que acompañaba la gestión, pero que si algún día debía elegir entre mi deber con los trabajadores y mis líderes, me quedaba con los compañeros, porque uno debe hacer lo que la mayoría desea porque para eso había sido electo.

Y eso tiene un precio, algunos tienen una enorme facilidad de llamar a los compañeros "traidores" por no pensar como ellos quieren que piensen. Siempre los acompañé, con Duhalde, con Solá, Rodríguez Saa y en la primera etapa del Kirchnerismo, pero todo tiene un límite y el mío fueron los K; y a las pruebas me remito, son capaces de cualquier cosa para permanecer en el poder; de hecho lo primero que hicieron fue alambrar a los intendentes apresándolos y comprometiéndolos de prepo en la payasada de las candidaturas "testimoniales", los obligaron a mentirle a la gente: es como casarse con Claudia Schiffer y pasar la luna de miel con Lilita Carrió.

¿Porqué elegiste este espacio de Unión Pro Celeste y Blanco para la militancia?

Cuando uno de los chicos me invito a participar me dijo: "quiero que me ayudes a Peronizar el espacio" en referencia a cierto lugares De Narvaez y el Pro. Bueno pasaron muchas cosas, quedaron muchos compañeros en el camino y fuimos víctimas de engaños e intentos de filtraciones oficiales.

Hoy creo que estamos bien parados en la elección, no me atrevo a dar ningún resultado, sobre todo porque mis expectativas no están en el 28 de junio, están mucho más adelante, son parte fundamental de un proyecto, y lo que quedó es fruto de que algunos lo entendieron y otros no, algunos se quedaron en la chiquita de meter sí o sí un concejal, no importara con quien ni para qué y en consecuencia hoy están en otro espacio, y obviamente esas personas no resisten ni medio archivo, pero como dice Serrat "cada cual es como es, y anda siempre con lo puesto".

¿Por qué querés ser concejal?

Porque no quiero ser sólo un espectador. Si a los cinco años decidí quien debía ser mi familia, casi a los cuarenta quiero ayudar a decidir sobre el buen futuro de los campanenses, con una legislación acorde a la actualidad nacional y local. Siempre le digo a la gente que hay que comprometerse, auque sea en la cooperadora de la escuela de su hijo, participando de la democracia ayudas a que permanezca y no vuelvan esos tiempos oscuros en América Latina.

Creo que hay hombres y mujeres capaces en nuestro H.C.D, pero que lamentablemente han tenido que cumplir órdenes. Estoy convencido de que podemos tener un recinto con excelentes ideas y debates y no sólo concejales levanta manos. Y lo bueno de todo esto es que al final de esta etapa, no importa como nos valla, los que saldrán beneficiados serán los vecinos, porque después de este tirón de orejas, esperamos que todos se pongan a trabajar en serio para la gente.

¿Qué mensaje tenés para los votantes?

Sí, primero a la gente humilde decirles que conocí y conozco sobre sus necesidades, tomen todo los que les den en estas épocas de elecciones, algunos siguen creyendo que con un choripan y un vinito se puede comprar la voluntad de la gente; yo preferiría que les dieran trabajo, para que con su familia se coman un buen puchero hecho con la platita que hicieron con su propio esfuerzo. A los de más decirles que hay dos formas de actuar; una es solamente darles gracias a Dios por seguir viviendo tanto en lo económico como en la inseguridad, la otra opción es ser agradecido y además ser verdaderos participes de su destino a través del voto pensante. Todavía no hay CIMOPU en el cuarto oscuro, sea usted mismo.

Por último quiero hacer una pequeña reflexión para los trabajadores: si bien no estoy en representación de ningún sindicato, pero si como gremialista he decido al igual que cada uno de mis compañeros llevar una bandera. Como la compañera Claudia Rucci, mi bandera será la de la lucha por el derecho de los trabajadores y la justicia social; porque en definitiva no hace falta más permiso que del único heredero de Perón, el pueblo.

Mis candidatos son los tuyos, Fracisco de Narváez, Felipe Solá y Claudia Rucci, no importa el orden, sí las personas.

Comentá la nota