La cara "apolítica" de la fórmula en 2007

Era mediados de 2007 y nadie se animaba a secundar a Celso Jaque en la fórmula para la Gobernación de un alicaído PJ. Pero, en la mesa chica del justicialismo, surgió la idea de buscar a un "extrapartidario" y así apareció el nombre de Cristian Leonel Racconto. Sin embargo, el joven líder de la ONG Arquisol ya tenía una extensa historia de militancia peronista que el partido intentó ocultar.
Era la época en la que Mauricio Macri obtuvo la jefatura de Gobierno porteño, al lado de Gabriela Michetti, una mujer que provenía del llamado tercer sector. Las cualidades de Michetti le ayudaron a triunfar a Macri.

Renegaba de definiciones ideológicas, daba riendas a su carisma y tenía un plus adicional: nadie podía pasarle factura por los errores de un pasado político, del que carecía. Desterrada la versión de que Jaque sería acompañado en la dupla gubernamental por el actual diputado Ricardo Puga, el PJ local decidió copiar el modelo porteño pero con variantes.

Al ser elegido, Racconto tuvo una única carta de presentación: tenía 35 años, era arquitecto y provenía de Arquisol, una organización no gubernamental que fundó para resolver problemas habitacionales de los más pobres.

Ya como vicegobernador, Racconto también supo evitar cualquier vinculación partidaria. Pero aunque no se afilió al PJ, el segundo de Jaque estuvo desde casi adolescente ligado al partido de Juan Domingo Perón. De hecho, le reconocen algún paso por los "generacionales", aquellos jóvenes seguidores del ex gobernador Arturo Lafalla.

Su militancia continuó en Las Heras, cuando el intendente era Guillermo Amstutz. A través de su trabajo en Arquisol llegó al municipio. Incluso, en la tarde del 23 de octubre de 2003 en la que Julio Cobos le ganó la gobernación a Amstutz, Racconto sufrió la derrota como un militante más. Nunca antes de 2007 ocupó cargos electivos, pero se lo reconoce entre las filas del PJ

Comentá la nota