Caputo cobra fuerza cobista

El ex canciller del gobierno de Raúl Alfonsín podría encabezar la lista a diputados nacionales por el cobismo porteño y el ex presidente de Vélez Raúl Gámez, la de legisladores. En el radicalismo no cayó nada bien la insistencia del cobismo.
La confirmación de que Elisa Carrió integrará la lista de candidatos a diputados por la Coalición Cívica llevó cierta tranquilidad a sus socios radicales, aunque revolvió el escenario de los operadores del vicepresidente Julio Cobos. Antes de que Lilita tome su decisión, Cobos había mantenido conversaciones con el ex canciller Dante Caputo y con el ex senador Rodolfo Terragno para que sean candidatos en la ciudad. El primero le había dicho que no y el segundo ni. Ahora, con el nuevo panorama la situación se revirtió y Dante Caputo se perfila como candidato a diputado nacional, acompañado por el ex presidente de Vélez Raúl Gámez como primer candidato a legislador porteño.

La definición de Carrió llevó certezas al frente integrado por la Coalición Cívica y la UCR, que deberá definir ahora quiénes serán el resto de los candidatos. En principio y como los dos primeros lugares de la lista van para la CC, el radicalismo está pensando en cambiar su estrategia y bajar su mejor carta de la disputa nacional para presentarla como primera en la lista de legisladores porteños. El ex camarista Ricardo Gil Lavedra todavía no aceptó la propuesta, pero descuentan que podrán convencerlo antes del lunes, cuando el radicalismo porteño cierre la presentación de candidatos en su elección interna. En ese marco, el titular del Comité Capital, Carlos Más Vélez, sería elegido para acceder al Parlamento nacional de la mano de Prat Gay y Lilita.

"No hay un tercer sector. No existe la mesa de negociación entre la Coalición Cívica, UCR y el cobismo. Si un candidato de origen radical quiere integrarse, tiene que hacerlo a través del partido", sentenciaron con cierto fastidio en el radicalismo. Es un mensaje dirigido al vicepresidente y a cualquiera de sus dos candidatos.

Cobos todavía no tiene candidato en la ciudad, pero ya tiene sus internas. El sector integrado mayormente por los hombres que el vice trajo de Mendoza volvió a la carga con la postulación de Caputo, que habría cambiado de parecer tras la decisión de Lilita. Además, sumó a Gámez, un hombre de origen radical, crítico del presidente de la AFA, Julio Grondona, y enfrentado con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, de sus tiempos como presidente de Boca. El ex presidente de Vélez, "pistola" Gámez, tiene un pasado radical, pero hasta ahora nunca había participado activamente de la política partidaria por fuera del ambiente del fútbol.

Aunque no tendrá mucho tiempo para madurar, los operadores de Cobos dicen que esa opción todavía está "verde". Sin embargo, inmediatamente aseguran que "la cuestión va por ese lado". Uno de los puntos que influirá a la hora de definir la candidatura es la relación con los radicales. La postulación de la fórmula Caputo-Gámez sumaría otra opción al espacio opositor no peronista al que apunta el frente conformado por los radicales y la Coalición Cívica. Eso le traería más de un conflicto a Cobos con los radicales, lo que va a contramano de su vuelta al partido.

De todas maneras, el otro sector del cobismo, mayormente integrado por operadores porteños, apuesta a la candidatura de Terragno. Sin embargo, cerca del ex funcionario de la Alianza sigue el misterio sobre su decisión. El problema surge a la hora de definir los lugares. Según pudo saber Página/12, Terragno quiere encabezar de lista, acompañado por Carrió en segundo lugar.

Tanto desde la CC como también desde el radicalismo aseguraron que no hay ninguna posibilidad de que la Coalición Cívica resigne el primer lugar. Como Carrió iría segunda, recién el tercero quedaría para el ex senador, puesto con el que no estaría conforme. Sus hombres de confianza argumentan que Terragno le suma "un 50 por ciento más a la lista" de Carrió, que rondaría el 20 por ciento de los votos.

"Son decisiones antagónicas de Cobos", asegura uno de los cobistas. Si el vice decide ir con Caputo, se cortaría solo del frente que en distritos como la provincia de Buenos Aires integran sus hombres, los radicales y la Coalición Cívica. La opción de Terragno, en cambio, es una apuesta por armar un frente, pero sólo si el ex senador es el eje convocante.

Comentá la nota