Cappiello destacó los beneficios de la regionalización

El ministro de Salud de la provincia de Santa Fe insiste en la idea de crear el Sistema Único de Salud, iniciativa plasmada en un proyecto de ley que el Ejecutivo envió a la Legislatura para transformar de modo radical la operatividad del servicio mediante la creación de redes. Reconoció que "en el Senado no comparten la idea" pero estableció que "estamos dispuestos a dar la discusión".
El ministro de Salud de Santa Fe, Dr. Miguel Ángel Cappiello, brindó algunos detalles del proyecto de ley que su cartera elaboró y envió a la Legislatura provincial sobre el Sistema Único de Salud. En ese sentido, explicó algunos de los lineamientos contenidos en el plan que busca modificar radicalmente el modo en que se prestan los servicios sanitarios.

En primera instancia mencionó que se pretende disponer de "todos los activos que tiene la provincia" para ser usados en cualquier parte del territorio. Según dijo, "cuando uno trabaja en red hay una heterogeneidad" y brindó el siguiente ejemplo: "usar los elementos para la emergencia que pueda darse en cualquier lugar sin importar de dónde provengan".

Por otra parte, el funcionario dejó en claro que la nueva norma "deroga la ley Samcos y habla de la participación de la comunidad en los nodos regionales y las localidades a través de Consejos de Salud que van a ser efectivos y van a controlar las políticas de salud que lleve adelante el Gobierno sin tener hoy la responsabilidad que tienen en la función legal que les compete". Se espera que ese punto sea el que más polémica genere en el interior.

En otro sentido, el titular del área indicó que también se persigue la idea de "tener un sistema de abastecimiento no sólo de medicamento sino de compras de medicamento a economía de escala que nos permitiría adquirir más con el mismo presupuesto".

Además enumeró otros puntos como el cambio en la estrategia de atención primaria, el crecimiento en los niveles de complejidad para todos los centros asistenciales y la mayor complejidad en las dos grandes ciudades como Santa Fe y Rosario.

En síntesis, concluyó que se trata de "un cambio fundamental para llevar adelante el proyecto de salud que creemos que hay que desarrollar en la provincia: Un sistema único que garantice la atención, la universalidad y la gratuidad y que el Estado asuma la responsabilidad".

No obstante, Cappiello reconoció que no será fácil convencer a la oposición de implementar este modelo. Al respecto subrayó que "en el Senado no comparten la idea de regionalización y siguen creyendo en los departamentos que puede ser su realidad, pero al tener una región flexible que nos permita usar todos los activos existentes es un cambio fundamental".

Asimismo aclaró que el oficialismo está "dispuesto a dar la discusión en la Legislatura cada vez que los señores legisladores lo crean pertinente" y recordó que recientemente, en las Cámaras se aprobó un Presupuesto que votó la Legislatura y no contempla la creación de cargos ni la Reforma Tributaria del Ejecutivo por lo que se ven disminuidos los ingresos".

Comentá la nota