Capitanich suspicáz por el fallo a favor de Judiciales: “Estaba pendiente desde 1991 y llega en año electoral”

El Poder Ejecutivo “dispuso la presentación de los planteos correspondientes” ante la decisión que recayó en la causa “Müller” y “también dispone de los mecanismos recursivos para llegar hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, confirmó el gobernador, Jorge Capitanich, al ser consultado sobre las siguientes instancias del caso judicial que, tras 17 años sin resolución, entró a una etapa definitiva por el pronunciamiento al que arribaron cuatro integrantes del tribunal ad hoc, que hicieron lugar a la demanda contra el Superior Tribunal de Justicia.
Capitanich explicó que el gobierno sigue de cerca los pasos procesales que deben impulsarse a través de la Fiscalía de Estado “en el marco del desenvolvimiento de las acciones institucionales que son necesarias para preservar el patrimonio público y la sustentabilidad fiscal de la provincia”. Cuando se le pidió una interpretación respecto a la decisión judicial, el gobernador prefirió no ahondar en la cuestión pero sí señaló que le pareció “suspicaz”, porque “estaba pendiente desde 1991 y se instrumenta en febrero, en un año electoral”, como una acción dirigida a establecer mecanismos de “impacto” en materia fiscal y financiera. “Afortunadamente el Estado cuenta con remedios institucionales para poder establecer una solución para este tema”, declaró, en referencia al posible planteo sobre la nulidad de la sentencia teniendo en cuenta la integración incompleta del tribunal.

“Es imprescindible tener en consideración muchas cuestiones que son importantes para la Provincia”, señaló el gobernador sobre el impacto que podría tener una sentencia contra el Estado en el caso Müller, al recordar que él mismo realiza desde el gobierno “un esfuerzo muy grande por generar las condiciones que son necesarias para lograr el financiamiento que permita la ejecución de obras de infraestructura; mejorar la competitividad; atraer inversiones; lograr la recuperación del poder adquisitivo del salario real de los trabajadores públicos; promover la actividad económica; y garantizar más empleo a los chaqueños”. “En definitiva, es necesario entender en su justa magnitud el escenario internacional, y el efecto que puede producir sobre la Argentina y sobre las acciones de nuestra provincia”, para poder “tener una política fiscal sustentable a largo plazo” independientemente del gobierno actual. Capitanich recordó que tiene “una responsabilidad determinada por la voluntad popular hasta el 10 de diciembre del año 2011” y ratificó su convicción sobre la necesidad de un acuerdo social y el establecimiento de políticas de Estado sustentables y duraderas. “Creemos que hay que actuar con responsabilidad, en el sentido que la responsabilidad es la que determina las políticas a largo plazo. Es impensable que se lleven adelante determinado tipo de acciones que perjudican la situación fiscal, porque en definitiva esa situación fiscal perjudica a los chaqueños, no al gobernador de turno”, remarcó.

Comentá la nota