Capitanich sigue firmando contratos por montos superiores al tope

Pese a la crisis financiera, la imposibilidad de establecer un cronograma de pago a estatales, otorgar aumentos y cancelar las deudas con las empresas proveedoras, el gobernador sigue firmando contratos incumpliendo el "tope salarial" que el mismo impuso. Prueba de ello es la contratación de una "asesora" para el Programa de Salud Familiar, coordinado por Sandra Mendoza, por medio de un decreto firmado por Capitanich el 19 de agosto del 2009.
Se trata del decreto 1699 por el cual se contrata a la Sra. Marta Daniela Alonso en el Ministerio de Salud Pública de la Provincia para desempañar funciones de asesora en el Programa de Salud Familiar, bajo la coordinación de la esposa de Capitanich, a partir del 9 de mayo y hasta el 31 de diciembre de 2009, con una retribución mensual equivalente al 100 % del sueldo de subsecretario, exceptuándola de las disposiciones del Decreto 1428/08, de tope salarial.

Cabe señalar que los decretos que ponen techo a los salarios fueron firmados por el gobernador el año pasado y fijan montos máximos a pagar para los contratos, tanto de locación de obra como de profesionales, administrativos y de servicios. El decreto 1.427 expresa que el monto de $3300 será el máximo para los contratos de locación de obra, mientras que el decreto 1.428 alcanza a la contratación de personal de locación de servicios y establece un tope de $3400 para los profesionales.

Esta decisión, de poner "topes" a los contratos, fue anunciado con bombos y platillos por el vicegobernador de la provincia, quien en una oportunidad hasta dijo que "quien no esté de acuerdo, deberá renunciar" y si no "lo renunciamos".

Sin embargo, más allá de lo establecido en los decretos 1.427 y 1.428, el primer mandatario provincial tomó la determinación de "exceptuar", vía decretos, de los alcances de esas disposiciones a quienes son del "palo", y autorizó contratar personal con remuneraciones que superan holgadamente los "topes salariales".

Comentá la nota