Capitanich: "No seremos rehenes de dirigentes sociales"

"Nosotros creemos que nuestro rol como Estado provincial es precisamente garantizar que todos los habitantes de la provincia del Chaco puedan circular libremente por rutas, calles, puentes y ocupar libremente los espacios públicos, sin interferencias de ninguna naturaleza.
Esto no exime respecto de la responsabilidad del Estado provincial de atender un problema serio que tiene que ver con las necesidades alimentarias de la población, la indigencia y la pobreza", aseguró el gobernador Capitanich, en respuesta al crecimiento de la radicalización de las medidas adoptadas por las organizaciones sociales. "No seremos rehenes de ningún dirigente" aseveró.

"Creemos que el Estado tiene un rol absolutamente indelegable en la atención de las familias más pobres y más humildes de nuestra provincia. Que seguramente podemos tener fallas desde el punto de vista de la instrumentación de estrategias de intervención. Que seguramente hacemos mucho y nos falta mucho por hacer. Que con mucha humildad estamos dispuestos siempre a escuchar propuestas que nos permitan resolver los problemas", consideró el gobernador Capitanich. Pero aclaró que "lo que me parece es que es necesario tener con mucha fuerza y convicción la necesidad del respeto a la autoridad".

"Nosotros hemos tenido el máximo nivel de diálogo con todas las organizaciones sociales, muchas de las cuales se han incorporado a programas de Desarrollo Social. Y en otros casos observamos que por intereses políticos subalternos pretenden generar un estado permanente de confrontación de carácter político y social", advirtió.

En ese sentido, precisó que "nosotros queremos la paz social, y la paz social se construye con la voluntad de todos; observando y haciendo observar las leyes que reglamentan el ejercicio de nuestra propia Constitución Provincial, pero sobre todo generando las condiciones para ayudar a los que más lo necesitan".

Capitanich aclaró que "no queremos ser esclavos y rehenes de dirigentes sociales que se apropian de la voluntad de las personas para lucrar en su propio beneficio". Y puntualizó que "queremos y creemos firmemente que podemos ayudar, lo vamos a hacer con mucho esfuerzo, con mucha sensibilidad y con mucho respeto".

"Siempre he tenido el máximo nivel de respeto por todos los actores sociales, políticos, por todas las personas, por todos los movimientos sociales y siempre he tenido la tolerancia de recibir una andanada de improperios absolutamente descalificatorios por parte de muchos dirigentes sociales", planteó el jefe del Ejecutivo chaqueño, y remarcó que "siempre les contesté con trabajo, y ésa va a ser mi norma y mi lema, de vida y de conducta". "En ese contexto también es necesario establecer el orden público necesario y preservar lo que la gente desea preservar, que es la paz social. Nosotros estamos siempre trabajando por la paz social, resolviendo problemas. En muchos casos nos podemos equivocar, pero siempre tenemos la voluntad para resolver los problemas", concluyó Capitanich.

Comentá la nota