Capitanich se reunirá con Georgi y Cheppi por ayuda a productores

El gobernador Capitanich trasladará la preocupación del sector productivo provincial afectado por la sequía a la ministra de la Producción, Débora Georgi, y ante el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, la semana próxima; aunque adelantó que observa con optimismo que se podrá establecer en primera instancia la ayuda extraordinaria a los productores afectados por la sequía y ratificó que los primeros en recibir esa ayuda serán los girasoleros.
El mandatario, ayer alrededor de las 7, estuvo en NORTE y abordó la problemática del interior del Chaco, pero fundamentalmente la situación del sector productivo, que enfrenta otro problema, que es la caída de los rindes en los lotes de soja a raíz del estrés hídrico. Admitió que hay un antes y un después de su visita al piquete sobre la ruta 16 que posibilitó que se levantara la protesta sobre todo con el sector de los autoconvocados, que en la primera semana habían asumido una rígida posición respecto del reclamo al gobernador.

"No hay por qué negarlo, lo que me plantearon es absolutamente cierto: la sequía les ha hecho estragos y no hay alternativa a la vista que no sea la ayuda del Estado y en esto vamos a mover los resortes que sean necesarios para que el campo vuelva a producir", indicó.

Con los autoconvocados quedó abierta una agenda de temas que se irán nutriendo con los puntos que aporten las otras entidades del campo, por lo que "la idea es impulsar soluciones integrales porque realmente tienen razón: el campo está muy mal y para eso se requieren medidas extraordinarias".

Cuando regrese la presidenta Capitanich comentó que aguarda la llegada al país de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para mantener una audiencia en la que expondrá también la situación regional del sector productivo y el impacto negativo que tiene la sequía en el NEA y particularmente en el Chaco.

Se refirió al panorama del cultivo de la soja, al que calificó como muy complicado, admitiendo que se implantaron aproximadamente 650.000 hectáreas y que se están evaluando las pérdidas reales, que en algunos casos hablan de alrededor de 300.000 hectáreas, apuntó.

La angustia de los girasoleros

El gobernador indicó que "no hay que perder de vista que, en este esquema de ayuda, necesariamente debemos empezar por los girasoleros", ya que los daños ocasionados en este cultivo por la sequía fueron muy altos, y hay una franja de productores que directamente no pudo sembrar. Hay un padrón de 1.641 productores identificados con pérdidas en las cosechas que serán beneficiados a través de una ayuda extraordinario.

En cuanto al plan de financiamiento de la próxima siembra, el gobernador sostuvo que son necesarios unos 150.000.000 de pesos que ya los está buscando en el sector financiero; y, por otra parte, insistió en que la inversión que el Poder Ejecutivo realizará en lo estructural a partir del sistema de asignación de recursos del fondo constituido por las retenciones será destinada a represas, perforaciones y otras obras que permitirán mejorar la productividad del sector agropecuario.

Comentá la nota