Capitanich reconoció las complicaciones fiscales con la prioridad del empleo.

“Cuando existe una crisis, es probable que todos tengan razón. Pero no es menos cierto que el Estado y quienes gobernamos no les podemos dar la razón a todos al mismo tiempo”, señaló ayer el gobernador, Jorge Capitanich, al inaugurar el 41º período de sesiones ordinarias del Parlamento provincial.
En su discurso, que se extendió durante poco más de una hora, dijo que su gestión dará prioridad a las fuentes de trabajo y a garantizar que el Estado llegue también a los más necesitados. Tras destacar el impacto que tendrá la crisis internacional en el país y la provincia, hizo un llamado a mantener la paz social y destacó al diálogo como herramienta para el consenso. A los docentes y empleados del sector público pidió que “morigeren sus ambiciones”, a la vez que recordó que el Estado también debe atender a la población que todavía permanece en la pobreza.

En el inicio del acto de ayer en la Legislatura, la titular del cuerpo, Alicia Mastandrea, abrió el período de sesiones ordinarias con un quórum de treinta legisladores el único que no estuvo fue Hugo Maldonado (UCR)-, para dar paso luego a la formación de la Comisión de legisladores que recibió al gobernador Capitanich, quien ingresó minutos después de las 8 al recinto legislativo Deolindo Felipe Bittel, donde se dieron cita, además, autoridades del Superior Tribunal de Justicia, del municipio de Resistencia, integrantes del gabinete provincial, de la UNNE, de las fuerzas armadas y de seguridad e invitados especiales.

Diálogo y paz social

En su mensaje en la Legislatura, Capitanich que en esta oportunidad no basó su discurso en un texto escrito- apeló al diálogo y el consenso, con el fin de lograr la paz social en la provincia.

“No podemos dar la razón a todos al mismo tiempo”, remarcó, tras recordar que el “sistema institucional funciona sobre la base de fuentes de financiamiento, previsibilidad y asignación de prioridades”.

“Nuestra prioridad en un contexto de crisis es que aquellos que no tengan trabajo puedan acceder a él; y aquellos que lo tengan, puedan conservarlo”, sostuvo el gobernador. “Y aquellos que necesiten una asistencia social del Estado, puedan tener un Estado con capacidad para financiar esas demandas”, añadió.

“La política es parte de un ambiente donde podemos discutir nuestras diferencias, pero la política también puede generar un sistema de articulación de consensos”, reflexionó.

Llamado a los docentes

Capitanich hizo un llamado especial a los docentes chaqueños y a los empleados públicos en general, que vienen reclamando mejoras salariales. “Aceptamos el derecho a la huelga, al legítimo reclamo de sus reivindicaciones salariales. Pero en un contexto de crisis es necesario reflexionar con todos respecto a la necesidad de morigerar las ambiciones propias, porque hay muchos hermanos nuestros que necesitan la atención del Estado”, dijo.

“Muchos hermanos nuestros no tienen un plato de comida todos los días sobre la mesa. Muchos enfermos, muchos jubilados que necesitan la atención del Estado”, recordó. Más adelante, ya fuera de discurso, el gobernador anticipó que marzo será un mes complicado en materia fiscal, y reiteró su pedido de moderación a quienes reclaman mejoras salariales.

Reparación histórica

Capitanich destacó la importancia del Acta de Reparación Histórica suscripta con la presidenta de la Nación, Cristina de Kirchner con el Gobierno provincial en diciembre del año pasado.

“Tenemos allí un mecanismo de financiamiento explícito equivalente a casi 2500 millones de pesos, pero múltiples fuentes de financiamientos por otras vías relacionadas con programas de financiamiento internacional que exceden largamente ese monto de inversión”, dijo. “Creemos que las inversiones en materia de agua potable, vialidad urbana, rural, de viviendas, de obras de infraestructura estratégicas es lo que nos va a posibilitar un crecimiento y un desarrollo sustentable y de largo plazo para la provincia”, añadió.

Ante la Corte

Respecto a la cuestión aborigen, Capitanich explicó que el 25 de marzo el Ejecutivo tendrá una audiencia ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación con el objeto de resolver la medida cautelar promovida por el Instituto del Aborigen Chaqueño y la Defensoría del Pueblo de la Nación.

“Hemos logrado avances y acciones concretas para resolver esta problemática. Nos queda una enorme deuda social”, admitió el gobernador, aunque señaló que existe “un gran compromiso para asignar recursos” a las necesidades del sector aborigen.

Balances en internet

Más adelante, señaló que a partir del 1 de abril los balances de las empresas públicas serán publicados en Internet, lo que permitirá que los ciudadanos chaqueños puedan conocer al instante el estado de las empresas.

“Más allá de las consideraciones de orden político es preciso que cada uno de nosotros tenga una actitud responsable respecto a los bienes públicos”, dijo al dar detalles de la situación del Nuevo Banco del Chaco (ver aparte).

Asentamientos

Capitanich también habló del problema de los asentamientos urbanos en el Chaco, e indicó que 25 mil familias no tienen regularizadas su situación de carácter dominial, no tienen infraestructura de servicios y por lo tanto no tienen condiciones dignas de vida. Señaló que existen 257 asentamientos urbanos de carácter espontáneo en toda la provincia, de los cuales entre 184 y 188 se registran en el área metropolitana del Gran Resistencia.

“Estamos trabajando con una estrategia de financiamiento, en el marco del Acta de Reparación Histórica y utilizando los recursos del Programa de Mejoramiento de Barrios para tener en los próximos tres años una meta de regularización de 19 mil hogares. Este primer año tiene una perspectiva de cumplir con los primeros 6600 hogares con una intervención de 700 hectáreas en la zona sur de Resistencia”, indicó.

En relación al cuadro social en la provincia, dijo que indicadores que suministra la Encuesta Permanente de Hogares señalan la reducción del índice de pobreza al 28,2 %.

“Ninguno de nosotros puede sentirse bien cuando casi el 30 por ciento de la población está por debajo de la línea de pobreza. No se trata de una mera discusión estadística. Se trata de asumir problemas de una enorme magnitud. Implica el esfuerzo para que todos trabajemos”, sostuvo el gobernador.

Integración con Paraguay

Capitanich desmintió “en forma categórica” las versiones con respecto al proceso de integración física con la República del Paraguay que indicaban que los dos puentes internacionales se construirían en la provincia de Formosa, y dijo que esas versiones son “infundadas”.

Luego, repasó los contactos mantenidos con el presidente del Paraguay, Fernando Lugo, para acordar la viabilidad de financiamiento que permita estudiar la factibilidad de la construcción de dos puentes de integración física entre la Argentina y el Paraguay, a través de las provincias del Chaco y Formosa, uniendo Clorinda (Formosa) Lambaré (Paraguay) y el departamento Bermejo (Chaco) con el departamento Ñeembucu (Paraguay).

Dijo, además, que la provincia promoverá los estudios de factibilidad para que se realicen las obras, y además impulsará audiencias públicas para que por consenso se acuerde la localización del emprendimiento.

Sesiones ordinarias

La Cámara de Diputados acordó ayer que, al igual que el año pasado, las sesiones ordinarias del cuerpo en 2009 se seguirán celebrando los miércoles a las 18.

Comentá la nota